Desplazamiento forzado en Chiapas: grupos armados intimidan a poblaciones tsotsiles

Pobladores del municipio de Aldama, al noroeste del estado de Chiapas, han sido víctimas de intimidación por parte de grupos armados, quienes realizan disparos hacía la cabecera municipal de la entidad y a otras comunidades que forman parte de este municipio, lo que ha causado el desplazamiento forzado de decenas de familias tsotsiles en esta región de los altos de Chiapas.

Los integrantes de estos grupos armados realizan trincheras desde los municipios de Santa Martha, Chenalhó, desde donde a diario y durante todo el día y la noche disparan principalmente a San Pedro Cotzilnam, Xuxch’en, Coco’, Tabac y la cabecera municipal; Aldama.


En el reportaje especial realizado por el portal de noticias Rompeviento TV titulado “Aldama: terror y desplazamiento forzado” se presentan una serie de testimonios de los pobladores que se han visto desplazados hacia las zonas boscosas de los altos de Chiapas como resultado de los ataques en sus respectivas comunidades y las demandas que han hecho al gobierno pidiendo el diálogo para un acuerdo entre los municipios.

El representante de Los Comuneros de Aldama, Chiapas; Cristóbal Sántiz, expresó la respuesta que les otorgó Carlos Mario Culebro Velasco, secretario general de gobierno, al reiterarle la preocupación por la seguridad de la población y una solución al conflicto:

El secretario de gobierno llegó con una intimidación de que si queremos el diálogo o ya no; sino a la verga. Así nos contestó, así nos dijo el secretario de gobierno (…) Porque ayer nos amenazó, nos intimidó de meternos a la cárcel tanto el presidente municipal, el comisariado y los representantes ¿entonces qué esperamos? No esperamos nada de una solución.

En total de ha sido 193 las familias desplazadas que cuentan con 564 niños entre sus integrantes. Desde 2014, año en que se originó este conflicto territorial por la apropiación de más de 60 hectáreas de la zona de los altos de Chiapas, han sido asesinados un adulto y dos niños, un niño más resultó herido por un impacto de bala en el cuello y aún se encuentra en el hospital. Aunados a los asesinatos y desplazamientos se encuentran la pérdida de casas, escuelas, caminos y el saqueo de milpas y cafetales, principal fuente de ingresos económicos de las mencionadas comunidades tsotsiles.