Despierta Galeazzi malestar por querer encabezar Consejo de Administración de El Cristo

Quienes andan muy molestos con José Luis Galeazzi Berra, exedil de Atlixco, son muchos de los residentes del exclusivo fraccionamiento de El Cristo de esa ciudad, pues resulta que el exalcalde tiene el propósito, junto con el empresario y exservidor público Antonio Zaraín, de encabezar el Consejo de Administración de dicho conjunto inmobiliario, que incluye un importante club de golf. El malestar se debe a que el panista enfrenta algunos pequeños escándalos y a decir de la gente inconforme, nunca fue solidario con sus vecinos.

José Luis Galeazzi Berra fue edil en el periodo pasado y enfrenta serias dificultades para que le aprueben sus cuentas públicas. En la percepción de algunos habitantes de ese lujoso fraccionamiento, ahora que ya está fuera del poder político quiere sobrevivir tomando las riendas del Consejo de Administración en cuestión, pues se trata del conjunto residencial que más fondos aporta a las arcas del ayuntamiento del Atlixco y en sus estados de cuentas anuales, se manejan unos 50 millones de pesos.

Dicen los enterados que un escándalo que ha salpicado a Galeazzi Berra es que se comenta que la casa que tiene en El Cristo, la habría comprado originalmente con un crédito hipotecario de 11 años de duración, pero al acabar su mandato como alcalde, en un sentón habría liquidado el pasivo, al cual le faltaban varios años para ser finiquitado.


Se supone que el crédito lo contrató –más o menos– al inicio de su gestión de presidente municipal y lo habría liquidado al final, cuando no había cubierta ni la mitad de la deuda. Para muchos eso tiene un tufo de que a Galeazzi habría hecho “magia” con sus finanzas personales, aprovechándose del cargo de edil.

El enojo de los vecinos de El Cristo, se reduce al siguiente aspecto:

Hace un año, cuando todavía era uno de los presidentes municipales consentidos del morenovallismo, se negó a darles facilidades a los habitantes de El Cristo para pagar los adeudos de agua potable, que en algunos casos eran de cifras de muchos miles de pesos, por el uso de albercas o de baños con jacuzzi.

Ahora que se está promoviendo para representar a El Cristo, andaría ofreciendo ser un buen gestor de los servicios municipales.

Entonces aparece como alguien poco o nada congruente. Cuando era alcalde y podía, no ayudó a sus vecinos. Antes como edil, consideraba que los colonos de ese conjunto por no ser de las clases populares no tenían derecho a los descuentos. Ahora ya cambió de opinión.

Y que en el anterior periodo del ayuntamiento si hubo un sector de la población que sufrió el incremento de la delincuencia, fueron los moradores de El Cristo.

Hay quien dice, que le va costar más trabajo llegar a dicho Consejo de Administración, que haber ganado la alcaldía de Atlixco. ¿Será?