Martes, mayo 11, 2021

Descubre investigadora que microplásticos en la cuenca del Atoyac transportan metales pesados a tilapias, patos y vacas

Destacadas

Pese a veda, “Bulnes Arquitectos” perfora pozo profundo para dotar de agua a la lujosa torre en espiral de Vía Atlixcáyotl

A pesar de la veda que existe por parte de la Conagua, el desarrollo inmobiliario “Bulnes Arquitectos”, que construye...

Segundo atraso del IEE en aprobar listas de candidatos rezaga inicios de campaña en Morena

Por segunda ocasión en menos de una semana, el Instituto Electoral del Estado (IEE) retrasó la aprobación de la...

Ha ocurrido un intento de linchamiento cada 3 días en Puebla durante 2021

En promedio cada tres días ocurrió un intento de linchamiento en Puebla durante el primer cuatrimestre del año, eventos...

Microplásticos con evidencia de metales pesados han sido hallados en los estómagos y cuerpos de peces, patos y vacas que sobreviven o se alimentan del lirio acuático en la presa de Valsequillo, reveló una investigación de Estefanía Martínez Tavera, catedrática de la facultad de Ingeniería Ambiental de la UPAEP.

En entrevista con La Jornada de Oriente, quien realiza investigaciones sobre microplásticos en la cuenca del Alto Atoyac, afirmó que se investiga si estas partículas pudieran estar relacionadas con afectaciones graves a la salud de las personas.

En la plática con este medio de comunicación, Martínez Tavera explicó que los microplásticos son partículas diminutas, provenientes de los plásticos -la de mayores dimensiones es de 5 milímetros- que son vectores de metales pesados.

- Anuncio -

Manifestó que lo relevante de la investigación  en curso es que los microplásticos han sido hallados en los estómagos de tilapias, que podrían ser consumidos por el humano; en la leche de las vacas que se alimentan de lirio acuático o que consumen agua de la presa y en los patos que nadan en el lago.

“Ya se sabía de la presencia de microplásticos en todas las cuencas. Lo que no sabíamos es que estas partículas son portadores, transportan vectores de contaminación, desde compuestos orgánicos hasta metales. Lo estudiamos en peces, patos y vacas porque son nuestra conexión con los humanos”, indicó.

Expuso que la segunda parte de su investigación es determinar si estas partículas podrían estar presentes en los humanos y si son causantes de enfermedades que van desde la dermatitis, hasta el cáncer, insuficiencia renal y anemias en la zona.

Manifestó que los microplásticos provienen de los cosméticos, de los residuos de las lavadoras caseras y de otros desechos como las llantas que proliferan en las orillas de la cuenca.

Subrayó que un estudio reciente reveló que cada paciente enfermo de Covid-19 en tratamiento produce 2.95 kilogramos de plástico que podrían terminar en la cuenca si no son bien tratados.

Las sustancias encontradas en los microplásticos que ingirieron estos animales son el cobre, plomo, zinc, mercurio y arsénico.

“En el hígado y músculo de las tilapias se encontraron estas sustancias en cantidades que van por encima de los parámetros internacionales. Si tenemos un consumo frecuente hay un riesgo para la salud”.

Manifestó que si los resultados de la investigación arrojan que hay una conexión directa entre los microplásticos con sustancias venenosas y las enfermedades de los pobladores de la zona se deberán emitir políticas públicas para proteger a la gente.

“Para afirmarlo necesitamos corroborar que están asociados al tema de la investigación. Esto nos servirá, no para dar gritos y sombrerazos, sino para generar políticas públicas”, expuso.

- Anuncio -

Ultimas

00:01:12

De mediana a alta la afluencia de comensales en restaurantes del Centro Histórico por 10 de mayo

De mediana a alta es la afluencia de comensales en los restaurantes del Centro Histórico para celebrar el 10...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -