Hay denuncias de extorsión de funcionarios de Desarrollo Urbano Municipal; exigían 350 mil pesos para instalar una gasolinera

Funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad del ayuntamiento de Puebla, a cargo de Beatriz Martínez Carreño, fueron exhibidos a través de capturas de pantalla de teléfonos celulares donde supuestamente extorsionan a empresarios con sobornos que van de los 40 mil hasta los 350 mil pesos para la realización de trámites y la emisión de licencias de construcción.

Esta labor irregular presuntamente era permitida por el director de Desarrollo Urbano municipal, Fernando David Letipichia Castro, quien tuvo que presentar su denuncia este fin de mes por “asuntos personales” al gobierno de Claudia Rivera Vivanco.

Al parecer, las conversaciones telefónicas vía WhatsApp eran entre supuestos funcionarios municipales y “coyotes” panistas, en el que se revelan cobros ilegales a empresas para que les otorgaran permisos y licencias.


En conferencia virtual, la secretaria de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, respondió que está abierta a cualquier investigación que se inicie por supuestos actos de corrupción.

Declaró que la presidenta Claudia Rivera Vivanco les ha instruido a trabajar de manera transparente y con rendición de cuentas.

“Debemos manejarnos con probidad, legalidad, transparencia y rendir cuentas, hay entidades facultades para que si existiera actos de corrupción se denuncien ante la Contraloría Municipal”, destacó.

Con el cambio de gobierno, Letipichia Castro fue confirmado en el cargo con la gestión de Rivera Vivanco. El ex servidor público venía laborando desde la administración de Luis Banck Serrato, donde operó contratos millonarios para el alumbrado público con Citelum y el mantenimiento de las fuentes de la capital.

Incluso, esta casa editorial publicó que dos de estos “coyotes” panistas son supuestamente Alejandro Picasso y Eduardo “El Negro” Morales, quienes se ostentan como asesores de Beatriz Carreño, a pesar que no aparecen en la nómina oficial de la Secretaría de Desarrollo Urbano ni de otra dependencia capitalina.

De acuerdo con información del portal de noticias Al Portador, tanto Picasso como Morales habrían hecho equipo con la jefa del Departamento de Desarrollo Urbano, Yissel Juárez Reyna, para autorizar la colocación de 50 antenas de telefonía móvil, además de controlar licencias de funcionamiento y otros negocios.

De manera extraoficial, se habla que la secretaria particular de Letipichia, Miriam Durán Carsolio, era la responsable de la logística para extorsionar a los empresarios, pues era la responsable de organizar las citas y pedir el dinero.

En al menos una docena capturas de pantallas telefónicas, que presuntamente sería propiedad de Yissel Juárez, queda exhibido la forma de operar de estos funcionarios municipales.

En las conversaciones que sostiene con personas no registradas dentro de sus contactos, es que se negocian licencias desde los 40 mil para pequeños negocios hasta los 350 mil pesos por la instalación de una gasolinera en el residencial Haras.

En el tema Gasolinera, Yissel supuestamente envía un mensaje a una persona en el que le informa que tiene los trámites para la instalación de una gasera en Haras, pero pregunta que “sólo me puede dar 350 mil pesos. ¿Los tomamos? Me entregará la documentación la próxima semana para iniciar la factibilidad. Me dan anticipo del 50 por ciento y el total cuando entreguemos las licencias completas”.

Entre los mensajes telefónicos también se ventila que el supuestamente el diputado Oswaldo Jiménez y su hermano Miguel preguntan si ya se clausuró la Plaza de Prados de Agua Azul.

Mientras que una fotografía tomada a una hoja de papel revela que presuntamente estarían realizando un trámite a una persona de nombre Carlos Alberto, en el Parque Industrial Puebla 2000, a quien sobornan con 40 mil pesos para instalar un negocio de hules especializados.