Denuncian que escuelas públicas y privadas cobran cuotas de reinscripción o para entregar certificadas

A pesar de que la entrega de documentos escolares es gratuita por ley, instituciones públicas y privadas en Puebla han establecido cuotas que van de los mil 500 y 2 mil pesos para inscribir a alumnos o entregarles sus certificados de estudios, según denuncias aparecidas en redes sociales.

Las denuncias han mencionado al Bachillerato General Oficial Héroes de la Reforma, el Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec y la primaria Luis Córdova Reyes.

Además, a esta casa editorial, llegó la siguiente denuncia: “Padres del CIES–UNIC”  manifiestan su molestia debido a la actitud asumida por María del Carmen Burgos López, directora de la institución educativa, quien avisó por medio de un grupo de whatspp que el costo del certificado de bachillerato tendría un valor de mil 800 pesos.


“Estos certificados no tienen costo alguno, pues son parte de los trámites normales en toda escuela, pero la señora directora de esa institución está buscando llevarse un botín de dinero ante la falta de ceremonias de clausura y todo lo que nos amedrenta con el Covid–19. Dice la señora que le valen los decretos del gobernador en materia educativa, ¿y los ciudadanos de a pie, qué hacemos?

“Ya no se deben entregar más registros de validez oficial de estudios a instituciones que cuando dicen difundir la educación lucran con ella.

“Otra anomalía es que les expresan a los alumnos: ‘o compras los uniformes en esta escuela o no pasas ni a clases ni apruebas lo correspondiente. ¡La verdadera sensación de prostituir el derecho a la educación por unos pesos!’.

“Esa es nuestra sociedad, ciega, muda, ya no más de estos gerifaltes y mindundis que lucran con la educación de nuestros hijos que son el futuro de este país.

“Basta de licencias y Revoes falsas que solo llenan las bolsas de dinero a gente inepta, rastrera y voraz. La señora directora de marras tiene a sus hijos estudiando en el Colegio Benavente, costoso, por cierto, y nosotros somos los padres de estudiantes de la escuela que según ella dirige, somos los pagadores de esos estudios, ¿por qué las tiene en su escuela de paga diversa y no en la suya?

“Señor gobernador, señor secretario de Educación Pública, basta ya, no hagan caso omiso a esta queja, confiamos en ustedes con su humildad y saber de lo que vive el pueblo. ¡Por favor!”