Lunes, junio 17, 2024

Denuncia ex presidente del PAN que fue víctima de la persecución morenovallista

Destacamos

El ex presidente estatal del PAN Rafael Micalco Méndez reveló que fue objeto de persecución política y policiaca por parte del gobernador de su partido, Rafael Moreno Valle Rosas, en la recta final de su mandato como dirigente en diciembre pasado. A su parecer las acciones en su contra se iniciaron porque decidió fortalecer a Acción Nacional y no a la cúpula en el Poder Ejecutivo local.

En una entrevista telefónica que concedió desde el extranjero para abordar el tema por primera ocasión con la prensa, explicó que la administración en turno puso a trabajar a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y a la Secretaría de la Contraloría, con la finalidad de iniciarle un proceso penal que sigue abierto.

“Se han cometido muchos errores en esta administración, se ha incurrido en un exceso de poder”, criticó Micalco, quien ha dirigido dos veces al albiazul en el estado y representa a los sectores tradicionales de esa fuerza política.

Dijo que decidió romper el silencio que envolvió su salida del Comité Directivo Estatal (CDE) porque no percibe un cambio de conducta por parte del mandatario ni de los nuevos líderes del partido, entre quienes se encuentra la esposa del gobernador, Martha Érika Alonso Hidalgo, actual secretaria General del PAN.

Las diferencias entre Micalco y Moreno Valle se hicieron públicas en octubre de 2014, cuando el entonces presidente partidista inició una batalla jurídica en tribunales para echar abajo la afiliación corporativa de miles de personas identificadas con el gobierno estatal.

Conforme se acercó la conclusión de su dirigencia de tres años, los ataques políticos se incrementaron hasta manifestarse en una denuncia penal que presentó en su contra su sucesor, el morenovallista Jesús Giles Carmona, por supuesto despojo y robo.

Durante el proceso de entrega–recepción, que se desarrolló el 16 y 17 de diciembre pasado, tuvimos la visita de policías, el Ministerio Público y un alto funcionario de la Procuraduría del Estado, quienes pretendieron ingresar a las oficinas del CDE para hacer una inspección que carecía de fundamento, cosa que no permití, refirió.

Asimismo, denunció que una treintena de trabajadores de la Secretaría de la Contraloría participó en el proceso de revisión, como si fueran parte del equipo de Jesús Giles y Martha Érika Alonso.

Al reconocer que la denuncia penal sigue activa, descartó sentirse amenazado o intimidado, en el entendido de que “el que nada debe nada teme”. “La entrega–recepción fue impecable, me observaron todo lo que quisieron, todo, no encontraron nada”.

Señaló que su inconformidad actual se centra en la negativa de los actuales dirigentes del partido a incluir a los presidentes de los comités directivos municipales y líderes regionales en la elección de gobernador de este año, pues alertó que esas prácticas de exclusión ya provocaron la derrota del PAN en los comicios federales de 2015.

La cerrazón e intransigencia, prosiguió Micalco, ha alejado de Acción Nacional a distintos sectores que antes comulgaban con los principios del instituto político, entre quienes se encuentran los empresarios y campesinos. “No sólo es un tema del PAN, es un tema general. Quienes hoy dirigen al partido, quienes hoy gobiernan el estado tienen que reconciliarse, tiene que cambiar de actitud”, enfatizó.

Ultimas

Eslovaquia da la gran sorpresa y vence a Bélgica

Con Lukaku como gran señalado por sus múltiples errores en ocasiones claras y con dos goles anulados por el...
- Anuncios -
- Anuncios -