Sábado, julio 2, 2022
- Anuncio -

DEMOCRACIA ESTADOUNIDENSE EN VILO

Relacionadas

UAP apoyará a productores poblanos de cilantro que están vetados en Estados Unidos

La Universidad Autónoma de Puebla (UAP) iniciará un programa de apoyo a productores de cilantro de Puebla afectados por...

Migración, tema principal de la conversación entre AMLO y Biden; mandatario mexicano llamó a la inclusión en la Cumbre de las Américas

Después de que los presidentes de México y Estados Unidos llevaron a cabo una conversación telefónica el pasado 29...

Destacadas

Reprueba Barbosa feminicidio de la niña Brenda en Chichiquila

El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que lo ocurrido en Chichiquila “es un comportamiento reprochable, delincuencial, salvaje, de personas...

Con el PRD ya no se hace equipo, se carga un equipaje, critica el líder parlamentario del PAN

Las dudas que existen en el interior del PAN en torno a si se debe mantener la coalición con...

Regidor de Morena-PT, el cuarto sancionado por violencia política de género en Puebla

El regidor de San Martín Texmelucan José Galindo Yamak, que llegó al cargo con el respaldo de la coalición...

Para el inolvidable, Gerardo de la Torre. El 6 de enero de 2021 fue un puñal contra la democracia (de Estados Unidos), afirmó hace poco Joe Biden, presidente de nuestro vecino del norte. Añadió que aquel acontecimiento dividió el país y es necesario consolidar el imperio de la ley y fortalecer la flama de la democracia, porque hay una lucha intensa entre la democracia y la autocracia.

    En consonancia, Barack Obama, señaló que hoy es más grande el peligro de que vengan regresiones importantes y la democracia sea una ilusión.

    En tanto, Donald Trump, que instigó a quienes tomaron el Capitolio diciendo que la elección de Biden resultó fraudulenta y no aceptó los resultados, indicó que Joe fragmenta el país con sus discursos y llamó a sus seguidores a rescatar a una nación que se ha vuelto peligrosa debido a los extranjeros que llegan, los cuales son asesinos y maleantes.

- Anuncio -

    Trump, como han reportado diversos analistas, entre ellos León Krauze en El Universal, tiene en sus manos el Partido Republicano, ya que nadie se le enfrenta a sus teorías conspirativas y ultranacionalista, y hasta el momento es firme candidato a la elección de 2024, frente a la dupla Joe- Kamala Harris que ve como bajan sus preferencias en muchos terrenos.

    Con Biden se han deportado a 19 mil menores de edad, una cantidad mayor que en la era Trump, lo cual muestra que la situación de los migrantes a Estados Unidos se complica.

    Además, cerca  de un tercio de la población estadounidense, no se ha vacunado, ya que existen prejuicios religiosos, anticientíficos y políticos para recibir el medicamento. Algo que puede traer una conmoción en el último Imperio de nuestra época.

    Si a ello le sumamos que hay 650 mil mensajes de violencia por el acontecimiento del asalto al Capitolio y que de los presos actuales por aquel trágico acontecimiento, miles de ciudadanos aseguran  que son por razones políticas, la situación se agrava.

    Para los trumpistas, Biden es de izquierda radical, y está en sintonía con los países donde hay dictaduras y son comunistas, por lo que alegan los derechistas, hay que salvar al país del enemigo, algo realmente increíble.

    En 2020 se vendieron 23 millones de armas de fuego, en nuestro armado vecino: 64 por ciento más que en 2019. Y actualmente, según cálculos de investigadores, ya que no hay cifras oficiales, hay más de 300 millones de rifles para aparentemente cazar, autodefensa o contra el abuso del gobierno (David Brooks, La Jornada).

    Según el investigador, Adam Winkler, de la Universidad de California de los Ángeles (UCLA), puede haber otra guerra civil por estos años, y los políticos deben prepararse para una posible toma armada del poder, lo que resultaría inconcebible en la supuesta democracia de América.

    Esto podría ocurrir, según Stephen Marchc, autor del libro: La próxima guerra civil en Estados Unidos, debido a los problemas inmediatos (pandemia, economía, etc.) y los estructurales; a una crisis de legitimidad y la ultraderecha violenta.

    Para el conocido analista, Noam Chomsky, los seguidores de Donald Trump son, indudablemente, protofascistas.

    Esto ocurre cuando una película de Netflix, la tercera más vista en la actualidad: No mires arriba, de Adam Mckay, plantea el asunto de los medios de difusión tan banales y tergiversadores de la realidad, la importancia que tienen los empresarios de las nuevas tecnologías (Musk, Bezzos, Suckerberg y otros) en el gobierno estadounidense y el desprecio que existe por la ciencia y la investigación de la realidad.

    La posverdad, algo que es muy común en la ultraderecha yanqui y el juego por el negocio a costa de lo que sea, con el objeto de seguir adelante en lo que hace años se llamó la sociedad de consumo,  es hoy  el neoliberalismo sin freno.

    Bueno, hasta en capítulos de series televisivas como: La Ley y el Orden, ya se critica una nación que habla mucho de libertad y en realidad es un sistema de opresión y explotación brutal, especialmente contra afroamericanos,  mexicanos y todo aquel que no es considerado blanco.

¿Colapsará Estados Unidos?

[email protected]

@jamelendez44

- Anuncio -

Ultimas

Puebla inicia el Apertura 2022 goleando

El Puebla abre de la mejor manera el Apertura 2022 al golear por 4-2 al equipo de Mazatlán en...
- Anuncio -
- Anuncio -