DEMANDA JUSTA

Es Imagen/ José Castañares

Ayer hubo dos manifestaciones en el Congreso local. La primera, de grupos conservadores que se oponen a la interrupción legal del embarazo en Puebla. La segunda, más vigorosa, fue realizada de manera pacífica por feministas que se apoderaron de la sede legislativa para exigir que se legalice el aborto en la entidad.

 

La demanda de las feministas es justa y debe ser atendida y respondida de manera inmediata por los diputados poblanos, quienes, por desgracia, en su amplia mayoría han dado largas, pretextos para demorar hasta donde han podido el reconocimiento del derecho que las mujeres tienen a decidir sobre su propio cuerpo.


 

Debe reconocerse la organización de las manifestantes quienes, a diferencia de otros movimientos, no intervinieron los edificios y optaron por esperar una respuesta de las autoridades, que nunca llegó.

 

Se esperaba que con el arribo de los partidos que integraron la coalición Juntos Haremos Historia por Puebla, la legalización del aborto ocurriera casi de manera inmediata, pero parece ser que los legisladores de esas bancadas, lideradas por Morena, obedecen más a las indicaciones que se dictan desde altos ámbitos clericales, que a cumplir con su compromiso hecho en campaña.