Delincuencia desbordada en el estado de Puebla

Foto.-Pablo Spencer/Esimagen.com.m

De acuerdo con datos oficiales, en lo que va del sexenio  –al que le faltan cinco meses para concluir– en el tema de la delincuencia se han denunciado 423 mil 542 denuncias por diferentes delitos, que representa un aumento del 19.5 por ciento y 19.7 por ciento en comparación con los periodos de gobierno de Melquiades Morales Flores y Mario Marín Torres, respectivamente.

Tales cifras merecen ser analizados desde dos perspectivas: primero, este aumento en la delincuencia es muy relevante si se toma en cuenta que en promedio no se denuncia el 90 por ciento de los ilícitos –entre los que son graves y los que son de impacto– que se cometen a diario, estimación que hace suponer que en los últimos cinco años se ha cometido una ola de delitos desproporcionada en comparación con los índices de criminalidad que había en Puebla anteriores al sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas.

Segundo, el gobierno del estado desarticuló varias agencias del Ministerio Público lo cual hace suponer que la cifra de delitos denunciados, es decir que existe un acta de por medio, pudo ser mucho mayor y registrar un crecimiento superior al 20 por ciento.


Las cifras oficiales muestran que hay un aumento en la delincuencia que está rompiendo con la estabilidad y tranquilidad social de todas las regiones del estado, y al mismo tiempo existe un gobierno omiso que en lugar de enfrentar la realidad ha optado por intentar negar el problema y buscar esconder la información que sirve para documentar dicha situación.

Lejos de Nueva York en homicidio

En diciembre de 2014, Rafael Moreno Valle afirmó: “Puebla es tan seguro como Nueva York y más que ciudades como Chattanooga o Washington o Miami”, el mandatario participaba en la 25 reunión de embajadores y cónsules organizada por la Secretaría de Relaciones Exteriores en la ciudad de México y ahí presumió la seguridad del estado comparándola con ciudades estadounidenses.