Jueves, julio 18, 2024

Defensores del territorio de Puebla y Morelos exigirán justicia para Samir Flores ante la FGR

Destacamos

Pueblos que defienden el agua y la tierra en Puebla se preparan para participar el próximo 28 de junio en una manifestación que se realizará en las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR) Ciudad de México para demandar justicia en el asesinato del activista Samir Flores Soberanes, que se oponía al Gasoducto Morelos.

En el afiche que circula en redes sociales y plataformas de mensajería directa se advierte que han pasado cuatro años desde el homicidio del también comunicador comunitario y se demanda que, ante la dilación que ha exhibido la Fiscalía General de Morelos el caso debe ser atraído por la Fiscalía Especial para la Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión.

El 20 de febrero de 2019, el activista indígena morelense Samir Flores Soberanes, integrante de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos y fundador de Radio Amiltzinko, fue asesinado a balazos frente a su casa, en su natal Amilcingo. Hasta la fecha, el crimen sigue impune y la investigación no presenta ningún avance.

El mismo día de los hechos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador calificó de “crimen cobarde” el asesinato de Samir Flores Soberanes, férreo defensor del territorio, opositor al Proyecto Integral Morelos (PIM) y comunicador popular de la Radio Comunitaria de Amilcingo.

El mandatario se comprometió a esclarecer el homicidio de Flores Soberanes, quien estuvo presente en la pasada gira presidencial que el presidente hizo al municipio de Cuautla, Morelos, donde manifestó su rechazo al proyecto y a la propia consulta.

En su editorial del pasado 21 de febrero, La Jornada consignó:

“Cabe recordar que en su momento el homicidio de Flores Soberanes cobró una relevancia particular ante la opinión pública, ya que tuvo lugar con el telón de fondo del conflicto por la planta eléctrica de ciclo combinado en Huexca, construida en su mayor parte en el sexenio anterior, y a cuya terminación y puesta en marcha se oponían diversas organizaciones locales, en las cuales la víctima tenía una participación destacada. No se han encontrado indicios de que el asesinato pudiera estar vinculado con ese asunto; en cambio, han ido surgiendo datos que apuntan a la posible autoría del Comando Tlahuica, un estamento de la delincuencia organizada que opera en Morelos bajo el amparo de grupos políticos todavía poderosos.

“El único elemento sólido e indiscutible que podría llevar al esclarecimiento de la muerte de Samir Flores es la actuación de la fiscalía local, encabezada por Uriel Carmona Gándara, la cual se ha esforzado en imposibilitar la acción de la justicia en ese y en otros casos. De entrada, apenas seis días después de perpetrado el homicidio de Amilcingo, esa institución autónoma extravió el arma con la que fue ultimado el activista y en lo sucesivo no ha querido o no ha podido avanzar en las pesquisas”.

Hasta ahora solo hay detenido uno de los presuntos asesinos identificados del activista y otros dos permanecen prófugos.

Ultimas

- Anuncios -
- Anuncios -