Dante Delgado sale a la pesca de Rocío García Olmedo y Carlos Barragán

Dante Delgado Rannauro anda de “pesca” en Puebla, buscando afiliar a importantes figuras de la oposición a la 4T para fortalecer el proyecto electoral del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) de cara a las contiendas local de 2021 y la presidencial de 2024. En ese sentido, se dice que el líder de esta fuerza política le ha echado el ojo a dos destacados priistas: Rocío García Olmedo y Carlos Barragán Amador, quienes podrían ser los próximos prospectos a generar un rompimiento con el repudiado dirigente estatal del PRI, Néstor Camarillo Medina.

Como parte de esa búsqueda de nuevos cuadros para el PMC se entiende la presencia –la semana pasada– de Dante Delgado en el informe anual del diputado sin partido Marcelo García Almaguer, quien aunque a todo mundo quiere convencer que es un renegado del morenovallismo, sigue siendo el puente para conectar con grupos de electores que eran parte de las estructuras electorales del grupo del extinto exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

PMC está haciendo acopio de nuevos activistas, surgidos de otras fuerzas políticas, como una manera de evitar que pierda el registro como partido político estatal y sobre todo, para ir armando una estructura que le de soporte y fuerza al proyecto de Enrique Alfaro Ramírez, el gobernador de Jalisco, quien quiere aparecer en las boletas electorales de la sucesión presidencial del año 2024, como el gran aglutinador de opositores a la continuidad de la 4T.


Como parte de esos propósitos, se sabe que el PMC de entrada tiene la intención de participar solo en la contienda del próximo año en la pelea por las alcaldías y diputaciones locales.

Aunque también se está analizando la posibilidad de volverse a aliar con el PAN, siendo el principal problema que el blanquiazul al estar dividido entre las facciones del exedil capitalino Eduardo Rivera Pérez y la dirigente estatal Genoveva Huerta Villegas se ha convertido en un terreno incierto y los agentes externos no saben con quién de los dos negociar.

En la búsqueda de Dante Delgado de fortalecer al PMC, se dice que ha buscado a los priistas que recientemente han desertado del tricolor por la imposición de Néstor Gordillo como dirigente. Pero no solamente a los que ya se fueron del otrora partido oficial, sino también los que acarician la idea de desertar en próximas fechas

Se dice que Dante Delgado ya se habría reunido con Rocío García Olmedo, actual diputada local del PRI y uno de los liderazgos más importantes de la región de Atlixco.

Una versión dice que fue Delgado quien buscó a la legisladora como una manera de jalarla al proyecto del PMC y con ella, a un importante sector de las estructuras del PRI en el distrito electoral de Atlixco.

Otros dicen, que García Olmedo pidió la entrevista para explorar la idea de ser candidata plurinominal del PMC a diputada local y al mismo tiempo, generar presión contra la dirigencia estatal del PRI, la cual únicamente obedece –en la actualidad– los intereses personales de Enrique Doger Guerrero, quien en 2018 fue candidato a la gubernatura.

Algo similar habría ocurrido con Carlos Barragán Amador, un priista que dos veces ha sido edil y diputado por Xicotepec de Juárez, y que a lo largo de los últimos meses ha estado muy inquieto moviendo a los grupos del PRI de la Sierra Norte, pese a las restricciones sanitarias por la cuarentena del Covid–19, como parte de la búsqueda de una candidatura a un nuevo cargo de elección popular.

Barragán aspiraba que pudiera obtener por tercera vez la candidatura a presidente municipal de Xicotepec de Juárez, pero se ha topado con la decisión de la actual edil Guadalupe Vargas, la hija del temido exjefe policiaco Ardelio Vargas Fosado, de buscar la reelección. Por esa razón está buscando presionar al PRI con la idea de que podría provocar una ruptura en el partido si no es tomado en cuenta en el reparto de candidaturas.

Y ya amenazó con desertar a un par de partido ajenos al PRI, siendo uno de ellos el PMC.

El problema es que Néstor Camarillo anda con la brújula extraviada y seguramente Barragán Amador, como otros tantos activistas del tricolor, acabarán rompiendo con el PRI.