La SCJN niega suspensión provisional en controversia del ayuntamiento vs. gobierno estatal

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó al ayuntamiento de Puebla la suspensión provisional para impedir que el gobierno del estado tome el control de la policía municipal. Esto significa que el máximo órgano de impartición de justicia permitirá que Luis Miguel Barbosa Huerta asuma la seguridad de la capital poblana.

El revés se dio a conocer este martes, en respuesta a la demanda de controversia constitucional que interpuso el gobierno de Claudia Rivera Vivanco el pasado 20 de marzo en contra del gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta por intentar nombrar a la nueva titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

En un comunicado, la noche de este martes el ayuntamiento de Puebla reviró que la Suprema Corte sí aceptó la demanda por controversia constitucional, en el que solicita que sea este organismo quien defina si el gobernador tiene o no facultades para remover y nombrar a la titular de la Policía Municipal.


“Se informa que el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena no se pronunció por remover a la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, asimismo, tampoco ordenó a la administración local nombrar como secretaria de Seguridad Ciudadana a la persona designada por el gobernador del estado”, se lee en el escrito.

De acuerdo con el folio número 46/2020, la corte federal negó “la suspensión solicitada por el municipio de Puebla, Puebla”.

Sin embargo, hay que destacar que se trata de una medida provisional, debido a que el proceso continúa su curso.

En ese sentido, el Congreso local y el gobierno del estado deberán presentarse en un periodo de 30 días una vez hayan sido notificado.

La corte federal manifestó que realizará diversas audiencias con las partes en conflicto, para conocer los argumentos de su defensa.

“Se admite el trámite de la demanda que hace valer en representación del municipio, así como las pruebas y argumentos que tendrán que desahogarse en una audiencia de ofrecimiento y desahogo de las misma”, se pudo leer en la lista de notificaciones.

Además, la SCJN dio vista a la Consejería Jurídica del gobierno federal, a fin de que pueda intervenir en el juicio, antes de realizar las audiencias, siempre y cuando se considere necesario, así como la Fiscalía General de la República (FGR).

El gobierno de la ciudad arguyó que la demanda fue argumentada con base al artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con el fin de que la corte federal sea quien defina si el gobernador del estado de Puebla tiene o no facultades para remover y nombrar a la titular de la Policía Municipal.

La presentación de la demanda, por parte de la gestión de Claudia Rivera Vivanco, únicamente acrecentó el conflicto con el mandatario estatal Miguel Barbosa, ambos emanados de Morena, por la designación de la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

El choque surgió porque el mandatario estatal intentó remover a Lourdes Rosales Martínez, como parte de una limpia de malos jefes policiacos.

Rivera rechazó el cambio de secretaria, argumentando que se viola la autonomía municipal y que se quiere imponer en ese puesto a Carla Morales Aguilar, a quien vinculó con una mujer cercana al exdirector general del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado.

En respuesta, el gobernador acusó que los altos mandos de la policía capitalina están coludidos con el crimen organizado, tan es así que no tocaban a dos peligrosas bandas que recientemente fueron desarticuladas y que controlaban una red de secuestros y narcotráfico en Puebla.

Por esta razón, Miguel Barbosa anunció que interpondrá denuncias penales contra esos jefes policiales del municipio.

Incluso, el titular del Poder Ejecutivo dijo este martes que la Secretaría de Seguridad Ciudadana se encuentra a la deriva por la renuncia de Rosales Martínez, presentada el mismo sábado.

Barbosa Huerta afirmó que la dependencia municipal se encuentra en manos del general José Tlachi Meneses, quien funge como coordinador de seguridad de la capital, sin que hasta el momento sea confirmado por el gobierno de Rivera Vivanco.