Domingo, junio 13, 2021

La cultura no es ajena a la universidad y pensarlo es un error: Montserrat Galí

Destacadas

En 12 municipios, conflictos con armas de fuego; en riesgo la elección de 6 ayuntamientos

La quema de votos, el uso de armas de fuego como método de intimidación y la toma de oficinas...

Expertos independientes encuentran más indicios sobre el deceso de Zyanya, probable víctima de feminicidio

Expertos independientes que fueron convocados por integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) encontraron indicios que las autoridades...

PES se queda sin registro, sin diputaciones y rezagado en los municipios

El Partido Encuentro Solidario (PES), que nació como una fuerza política aliada de Morena y del presidente del país,...

“Nada de lo que es cultural es ajeno a la universidad. Pensar que puede haber temas o problemas de la cultura que son ajenos a ella es un error”, sostuvo la académica e investigadora Montserrat Galí Boadella, al señalar que educación y cultura es un binomio que debe impulsarse en la UAP. 

Al participar en el foro Los retos de la nueva agenda universitaria dijo que la llamada difusión cultural es una actividad que debe repensarse en el momento actual. Lo anterior, expuso la miembro del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades Alfonso Vélez Pliego, porque ante el Covid-19 ha habido una sobre oferta cultural que deberá ser analizada antes de emprender nuevas políticas culturales. Señaló que esa sobreoferta ya se anunciaba desde hace décadas, aunque era estudiada como una utopía “que ya nos alcanzó”. 

La exsubsecretaria de Cultura de Puebla expuso que la función de la universidad en la difusión de la cultura debe ser la de dar una formación completa que incluya las humanidades y las artes. “La cultura además de crearla y estudiarla a lo largo de la institución, se debería preservar y difundir”, afirmó como parte de la mesa Hacia una agenda cultural para la universidad.  

- Anuncio -

Apuntó que, en las universidades, la difusión debe de estar basada en la investigación y la evaluación. De paso, criticó que la difusión ha estado en manos de los gestores culturales o los diseñadores, que muchas veces entorpecen la labor. Agregó que, para difundir la cultura, el uso de los medios tradicionales y digitales se debe ampliar y seguir conviviendo. Lo virtual, no obstante, se tiene que revisar y se tiene que regresar a lo vivo.  

En el caso de la UAP, Montserrat Galí sostuvo que habría que atender la diversidad cultural que hay en ella y reconvertir el Complejo Cultural Universitario para darle un carácter universitario y poner en práctica algunas de las ideas puestas en el mismo foro. 

Asimismo, la miembro del sistema Nacional de Investigadores nivel III refirió que la universidad tiene que colaborar con las diversas regiones culturales y dar salida a las lenguas originarias, siendo esta una labor que debe replicarse en el centro y en el estado. Ese sentido de expansión, consideró que se deben establecer corredores culturales en la misma institución y con otras universidades, como la Veracruzana. 

La historiadora del arte dijo que hace 100 años, universidad y educación quedaron en manos de una sola persona: José Vasconcelos, y con ello quedaron unidas ambas ramas. Consideró que no ha habido ningún otro proyecto para “ese proyecto nacional”, y lo que se tiene sólo es herencia de él. Un “coletazo”, apuntó, fue Jaime Torres Bodet y su labor en el ámbito, al ser heredero del propio Vasconcelos. 

Agregó que, sin pretender hacer una apología de Vasconcelos ni sus políticas, es necesario poner en relieve que en México educación y cultura fueron juntas. “Las universidades en México han reducido su actividad cultural en los museos y el arte… suelen resguardar el patrimonio que hay que proteger y exhibir… Vasconcelos veía a los museos y a los artistas con recelo…”. 

Por tanto, la también curadora, dijo que es necesario repensar y discutir algunos puntos. Uno de ellos, es la percepción que a 100 años de la experiencia vasconceliana, México seguía siendo considerado un referente mundial de la difusión cultural a nivel mundial, particularmente en espacios como la UNAM y lo que harían las universidades del país, las cuales adoptarían ese modelo creando una vicerrectoría de difusión cultural o extensión cultural, con actividades dentro y fuera de la institución, para público no universitario.  

Galí Boadella agregó que uno de los problemas actuales es que las actividades culturales compiten con la idea de la industria cultural, la cultura como entretenimiento y la cultura como un renglón autofinanciable, lo que lleva a rentar los espacios para bodas o graduaciones. Lo anterior significa que, a la universidad, no le debe costar la difusión cultural. 

En ese sentido, quien fuera directora del Museo universitario del Chopo, enfatizó que la colaboración es un aspecto que fortalece a la cultura. “Lo que falta es imaginación, se deben de establecer relaciones y buscar a cada institución lo que puede poner. No se trata de hacer el gran evento, sino tener continuidad y fortalecer la relación de educación y cultura”. 

Para cerrar, recordó que como subsecretaría de Cultura pudo constatar que Puebla está desaparecida en el ámbito cultural, pues no ha sabido aprovechar el renglón de la colaboración. 

- Anuncio -

Ultimas

Acusan a policías de Xoxtla de golpear a un detenido hasta privarlo de la vida

Familiares de un hombre que se encontraba preso en los separos del municipio de San Miguel Xoxtla, acusaron a...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -