Movimiento de Cuetzalan logra que el cabildo rechace la subestación de la CFE

Sigue la resistencia en Cuetzalan.

Ante la presión de los habitantes y luego de nueve meses de campamento, el presidente municipal de Cuetzalan, Oscar Paula Cruz, firmó un acta de cabildo donde establece que este ayuntamiento no otorgará el permiso a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la construcción de una subestación eléctrica, así lo informó María Luisa Albores González, miembro del Comité del Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan (COTIC).

El pasado 21 de agosto, ante el COTIC, el consejo municipal del agua y el consejo maseual del agua de Cuetzalan, el edil y sus regidores, aseguraron que en caso de que la constructora quisiera ocupar el espacio designado para la obra, el ayuntamiento se opondría con contundencia y de ser necesario se haría uso de la fuerza pública, puntualizó Albores González en entrevista telefónica con esta cada editorial.

Cabe destacar que la ocupación de los terrenos que dan acceso a la obra comenzó el 19 de noviembre de 2016, cuando los lugareños establecieron un campamento en la zona de afectación para evitar el inicio de la obra, campamento que duró más de nueve meses.


Previamente hubo un acuerdo del órgano técnico respaldado por el órgano ejecutivo del COTIC que rechazaba la instalación de la línea de alta tensión de la subestación eléctrica porque contravenían los criterios y lineamientos del Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan; ante la negativa de las autoridades de considerar los señalamientos de este instrumento, los habitantes de las comunidades decidieron realizar la toma.

La movilización también respondió a que el alcalde, Oscar Paula, en la sesión de cabildo abierto del 30 de octubre de 2016 y ante más de 800 pobladores, negó haber otorgado el cambio de uso de suelo y el permiso para la construcción de subestación la CFE, aduciendo que la licencia era federal, aun cuando el cambio de uso de suelo no puede ser una determinación de ese tipo ya que se requiere del permiso de la comuna.

Después de esta asamblea, detalló Albores, se tuvo acceso al oficio ­sellado por el ayuntamiento y signado por el edil de Cuetzalan, con fecha del 17 de julio de 2016, que autorizaba la realización de la subestación del Proyecto de líneas de alta tensión Cuetzalan, Ayotoxco, entronque Teziutlán, Papantla, Tajin II.

De este modo, continuó, supimos que por meses, el presidente municipal nos había mentido. Con este antecedente, y ante la presión por la inconformidad de los habitantes, el presidente municipal y sus regidores estuvieron de acuerdo en no ratificar el permiso anual de construcción a la CFE que venció en julio pasado.

Con esta decisión, se ha evitado la devastación de decenas de hectáreas de bosque mesófilo de montaña, de varios cafetales por donde pasarían las líneas de alta tensión y las afectaciones en la producción de miel de abeja melipona, señaló.

Es importante precisar que en 2011 Cuetzalan fue nombrado Santuario de la abeja  Pisilnekmej, una especie de abeja endémica sin aguijón. En caso de haber permitido el proyecto de la paraestatal, éste hubiese causado estragos en la producción de miel de melipona, actividad que representa ingresos para cientos de productores de la zona, ya que las líneas de alta tensión ocasionarían la desorientación de las abejas al perder la magnetita que traen el en estómago.

“Cuetzalan es el primer municipio que en sesión de cabildo abierto firmó una declaratoria que establece que no se permitirá que el ayuntamiento otorgue permisos de cambio de uso de suelo para hacer megaproyectos como presas hidroeléctricas, extracción de hidrocarburos a través de fracking, concesión de aguas para uso privado y la minería a cielo abierto, lo único que no se consideró fue poner una subestación y la línea de alta tensión”, señaló la activista.

La empresa responsable de la obra, detalló, es una corporación transnacional que ofrece servicios relacionados a cuestiones eléctricas y a exploraciones utilizando técnicas de fractura hidráulica.

Inicialmente, el ayuntamiento justificó la obra argumentando que era  para ampliar el servicio de uso doméstico, lo cual es una mentira, detalló la ingeniera, ya que todas las comunidades de Cuetzalan cuenta con este servicio y, en todo caso, lo que se requiere es un buen manejo y mantenimiento a diferentes cuchillas, finalizó.