Miércoles, abril 14, 2021

Cuando el único camino es la irregularidad

Destacadas

Se agravan conflictos en el PRI y el PAN en la disputa por San Andrés Cholula

Tras la decisión del PAN y el PRI de competir por separado por la alcaldía de San Andrés Cholula,...

El gobernador insta a líder del PAN en Puebla a revisar antecedentes de sus candidatos

Luis Miguel Barbosa instó a la dirigente panista, Genoveva Huerta a revisar los antecedentes de sus candidatos antes de...

Claudia Rivera garantiza a sus incondicionales un lugar en la planilla de regidores

Claudia Rivera Vivanco buscará la reelección como presidente municipal de Puebla con una planilla de regidores que respaldarán los...

«Dejen de prohibir tanto,

porque ya no alcanzo a desobedecer todo».

Pinta en una calle de América Latina.

- Anuncio -

 

Permisos, licencias, regulaciones, concesiones, prohibiciones y más prohibiciones y restricciones al ciudadano de a pie, no a las grandes empresas, porque éstas sí tienen autorizaciones, permisos, licencias y, si no cuentan con ellas, pueden convencer para tenerlas o cambiar de nación.

Pero el ciudadano común y corriente, el que cuenta con una tienda, una ferretería, un taller, una carpintería, etc., no tiene más que la fortuna del ingenio para sacudirse todas esas regulaciones, de las que, muchas veces, no se sabe para qué son ni qué propósitos buscan, y las que dan a entender a la población, cada día más irritada con ellas, es que su única utilidad es para mantener las oficinas de gobierno abiertas y con personal que, muchas ocasiones, ni acaso tienen el conocimiento de lo que están haciendo, que tienen nula preparación y capacitación para desempeñar sus funciones. Por ello, pareciera que cada paso que se pretende dar es para asfixiar paulatinamente a la población. Es evidente que los trámites administrativos son un desgaste paulatino para la población.

¿Dónde se origina tanta regulación? En un principio, en la buena voluntad de preservar, principalmente, la autonomía y los derechos de las personas. Por ejemplo, la prohibición de conducir una motocicleta sin casco de protección se debe a que es sabido que hacerlo sin él es un riesgo para la integridad de las personas, y es el Estado el que tiene la obligación de resguardar la seguridad e integridad de las personas. Así, existen esas regulaciones o, bien, las licencias para las medicinas y alimentos para comercializarlos.

El problema es el abuso que se ha dado a esta serie de regulaciones, que, en un principio, son de buena fe y buenas intenciones, pero sin que esto sea algo suficiente para establecer cada vez más regulaciones y restricciones, las cuales sólo ahogan a la población y hacen que la mayoría de las personas viva en la ilicitud; algo sumamente peligroso para un Estado Democrático de Derecho, porque, entonces, la regulaciones que provocan este ambiente se convierten en un arma de control de la población; con lo que se deteriora o anula la democracia. De esta manera, el Estado, a sabiendas de que la gran mayoría de la población vive en alguna ilicitud, alguna falta a la ley o, incluso, en la comisión de algún delito (ya que el que carece de alguna licencia, algún permiso, alguna regulación o, bien, ha omitido algún pago de impuestos o de otro tipo de obligaciones), utiliza sus regulaciones excesivas como la mejor forma de controlar a los ciudadanos. Por ello es que, la historia ha enseñado que en tales extremos nadie alza la mano para exigir sus derechos; por el contrario, simplemente, todos procuran pasar desapercibidos o indiferentes ante esas violaciones.

Pero, ¿a quién beneficia ese ambiente de ilicitud? En primer lugar, a las grandes empresas, porque estas pueden controlar el mercado, reventarlo, manejarlo, restringirlo, encarecer los productos, determinar cuáles son los que se pondrán en el mercado y cuáles no, porque saben que no cuentan con la competencia local, que, muchas veces, es la que mas «dolor de muelas» les causa a las grandes compañías monopólicas de cualquier giro económico. Por ello, el exceso de regulaciones beneficia a estas entidades.

En segundo lugar, beneficia a quien se encuentra en el poder, porque sabe que no tiene competencia alguna cuando la población está «agachada» y apaciguada, cuando no exige sus derechos, salvo cuando ya no cuenta con nada; cuando no tiene ninguna aspiración, menos esperanza. Por ello, este año, se cumplen diez desde que se pronunció en toda la costa del mediterráneo y traspasó a este continente el reclamo de los jóvenes que estaban en contra del sistema que los gobernaba y de las instituciones económicas que los depredaba; desde que se gritó: «No estamos en contra del sistema, queremos cambiarlo», «La democracia, una lucha diaria», «Más educación, menos corrupción» y otras sentencias más, que demuestran que el único camino no debe ser la irregularidad, la ilicitud de la población. (Web: parmenasradio.org).

- Anuncio -

Ultimas

00:01:03

Denuncian invasión de linderos de la barranca La Mora en Lomas de San Miguel por antorchistas

Vecinos de la colonia Lomas de San Miguel denunciaron la invasión de los linderos de la barranca La Mora...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -