Sábado, diciembre 4, 2021

Atender la crisis forense, el reto actual de la antropología: Roxana Enríquez

Relacionadas

Sentencian con más de 200 años de cárcel a 3 secuestradores, uno es un expolicía municipal

Tres secuestradores, entre ellos, un expolicía municipal de Aljojuca, sumaron una sentencia de 260 años en prisión por el...

Encuentran dos encobijados en los límites de Puebla y Amozoc

Envueltos en cobijas y con un mensaje fueron encontrados los cadáveres de una mujer y un hombre en los...

Detienen en la colonia 2 de Marzo a 3 presuntos secuestradores

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvo a cuatro personas por su probable responsabilidad en el delito...

Destacadas

Cada 24 horas se cometen más de dos violaciones sexuales en Puebla: SESNSP

En el estado de Puebla se cometen cada 24 horas más de dos violaciones sexuales, reveló el Secretariado Ejecutivo...

Inútil bloquear carreteras para destituir a edil, dice Barbosa a inconformes de Ahuehuetitla

A los habitantes de Ahuehuetitla que tomaron ayer por la  mañana una carretera, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta...

Con 82 homicidios, noviembre fue el segundo mes más violento del año

Después de marzo, noviembre se convirtió en el segundo mes más violento del año, al sumar 82 homicidios relacionados...

Para la investigadora Roxana Enríquez Farías, los antropólogos enfrentan hoy un desafío: el atender la crisis forense a que ha resultado tras el número creciente de personas desaparecidas, con 86 mil 663 registradas entre 1994 y 2021, y las más de cuatros mil fosas clandestinas descubiertas en el país en los últimos 15 años. 

Al ofrecer la conferencia Desaparición y crisis forense, los nuevos retos de la Antropología en México señaló que “la estrategia de desaparición forzada fue una de las herramientas del Estado mexicano para combatir a grupos contestatarios desde los años 60, en la actualidad el poder del crimen organizado ha hecho que cobre mayor fuerza”. 

La directora del Equipo Mexicano de Antropología Forense acotó que “aunque son diferentes motivaciones, y el contexto social y político es distinto, la consecuencia es la misma: una elevada cantidad de familiares que buscan a sus seres queridos”. 

- Anuncio -

De acuerdo con Enríquez Farías, el contexto de violencia se acrecentó en México en los últimos sexenios con delitos como secuestro, homicidio y feminicidio, trata de personas y desaparición forzada, lo que ha dejado numerosas víctimas, muchas de las cuales no han podido ser identificadas.  

“Se tienen reportes de al menos 212 mil 193 personas desaparecidas de 1964 a la actualidad, de las cuales únicamente se ha localizado el 59 por ciento”, aseguró la maestra en Antropología. 

A ello hay que agregar que en los últimos 12 años el número de fosas clandestinas alcanzó las cuatro mil 092 y va en aumento, resultado del poder acumulado por el crimen organizado y cuyo correlato es el asesinato y la desaparición de personas, alertó. 

En este contexto, dijo que se “hace patente la necesidad de sumar disciplinas científicas que aporten soluciones a la crisis forense, y se apoye la investigación e identificación de los restos encontrados”. 

La antropóloga agregó que el panorama de las fosas clandestinas en el país es preocupante, porque representa el grado de impunidad con el que opera el crimen organizado y la facilidad con que se puede desaparecer a una persona. 

Roxana Enríquez, experta en temas de búsqueda, localización e identificación de restos humanos sostuvo que en ese contexto “se requieren especialistas en materia de identificación, criminólogos de campo, arqueólogos que ‘lean’ el contexto en que se localizan indicios de alguna persona, médicos que hagan análisis de laboratorio, radiólogos, odontólogos y, desde luego, antropólogos físicos, al igual que especialistas en genética para poder establecer la identidad de las personas” 

Por el número de restos que permanecen sin identificar, “los servicios forenses están saturados y al no tener suficiente espacio de almacenamiento, ni condiciones adecuadas, los cuerpos encontrados son enviados a fosas comunes sin un registro adecuado ni control de fechas”, lo que acrecienta la incertidumbre sobre el destino de las personas que han desaparecido en México, sostuvo. 

Advirtió que “este es un momento en el que la ciencia forense y diversas disciplinas debemos empezar a mirar este problema para analizarlo, comprenderlo y descubrir qué podemos aportar, plantear estrategias adecuadas y metodologías que permitan la interacción entre instituciones y la sociedad, y hacerlo de manera ágil”. 

Agregó que los colectivos de familiares de personas desaparecidas que hacen la búsqueda por su cuenta requieren de un conocimiento experto para poder desarrollarla de manera adecuada. 

 No obstante, más allá de los aportes científicos para enfrentar el problema, la antropóloga enfatizó que “los desaparecidos nos faltan a todos porque son definitivamente parte de nuestra historia; no están sus cuerpos, pero su memoria sí y la conocemos a través de los familiares que los buscan, de modo que es importante no perder de vista que las personas desaparecidas no son solamente cifras, sino parte de la vida de una familia, de la sociedad, de nuestra memoria e historia y, por tanto, son también nuestra responsabilidad”. 

 

- Anuncio -

Ultimas

Cabildo aprueba modificaciones al DAP en Puebla capital, que se reflejaría en incrementos de 5 al 6 % en recibo de luz

El cabildo capitalino aprobó este viernes por mayoría modificaciones al cobro de Derecho a Alumbrado Público (DAP), las cuáles...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -