Trasladan ayuntamiento de Coxcatlán a Calipan, debido a que inconformes tienen tomado el Palacio

El conflicto en este municipio persiste y ha llevado a que el ayuntamiento se traslade, para atender a la población, a la junta auxiliar de Calipan, así lo reconoció el presidente municipal, Aldo Rogelio Arvizu Robles, quien adelantó que procederá penalmente contra el grupo de habitantes que tiene tomadas las instalaciones de la Comuna.

Todo empezó tras la tormenta que azotó a la comunidad el pasado 5 de este mes, luego de lo cual los habitantes se inconformaron al señalar que no hubo una repuesta pronta ni adecuada hacia los damnificados, varios de los cuales perdieron todas sus pertenencias por el granizo y la lluvia.

Un día después la gente se apostó en el Palacio Municipal para exigir atención puntual a sus demandas, en días posteriores la inconformidad creció y los manifestantes decidieron tomar el edificio, incluso bloquearon la carretera Tehuacán–Teotitlán, para hacerse escuchar por parte de las autoridades estatales.


En esa movilización señalaron al alcalde de negarse a recibir las despensas del gobierno del estado para apoyar a los damnificados. A la inconformidad se unieron dos regidoras y la síndico, quienes acusaron al alcalde de actuar con prepotencia, por lo que se pidió una auditoría a la administración y hasta la destitución de Aldo Arvizu.

Durante reuniones con autoridades estatales, se informó a los inconformes que el tema de la auditoría no se puede agilizar debido a que hay dependencias que suspendieron actividades por la emergencia sanitaria nacional, por lo que el tema se deberá postergar para cuando concluya la cuarentena.

Inconformes por esta situación y exigiendo la destitución inmediata de Arvizu, los manifestantes optaron por cerrar accesos no solo en el Palacio Municipal, también en Desarrollo Integral de la Familia, lo cual el presidente calificó como un acto de daño a la población en general, pues dijo que en esa acción los opositores a su gobierno impiden el uso de ambulancias, para el traslado de enfermos a hospitales en Puebla.

Arvizu Robles, indicó que en las instalaciones del DIF se cuenta con enseres y productos que el organismo utiliza para preparar alimentos que distribuye entre los damnificados por la tormenta, así como otras personas que sufren de escasez económica por la cuarentena, por lo que de momento se suspendió esa labor.

Por lo anterior adelantó que el ayuntamiento interpondrá una denuncia contra quienes encabezan la toma de las instalaciones, ya que también hay apoyos que por esa misma acción no se podrán distribuir entre los pobladores que requieren de esa ayuda.

Indicó que para no dejar de atender a sus gobernados, desde ayer el ayuntamiento despachará en la junta auxiliar de Calipan. Finalmente señaló a regidores y la síndico que se unieron a los inconformes de obstaculizar el trabajo de la Comuna y no preocuparse por el bienestar de los habitantes.