La última jornada rompió con la tendencia a la baja de Covid-19 en Puebla

Es Imagen/ Katia Fernández

La tendencia a la baja que se había registrado desde el fin de semana hasta el lunes en los contagios de coronavirus para Puebla -un máximo de 300 casos por día- presentó una variación ayer, cuando se anotaron oficialmente 381 nuevos pacientes, de los cuales 305 son activos y 76 rezagados, con lo que el acumulado total para hoy es de 24 mil 824, de los cuales están vigentes mil 326.

El secretario de Salud, José Antonio Martínez García, informó en la videoconferencia de prensa de esta mañana que las 24 horas recientes se sumaron 24 fallecimientos por la pandemia, lo que resulta en 3 mil 73 muertes por Covid-19 en la entidad.

Agregó que de los mil 326 contagiados actuales, 796 son pacientes hospitalizados y de ellos 149 tienen conectado un ventilador.


Por su parte, el director de Salud Pública y Vigilancia Epidemiológica, Fernando Huerta Romano, a pregunta expresa, se refirió a las secuelas que padecen los enfermos de coronavirus:

“Se pudo demostrar que puede afectar a diversos órganos. Es una enfermedad que se ha comportado de forma sistémica, dentro de lo que son las secuelas que puede dejar, más allá de las secuelas pulmonares por el proceso de cicatrización que obligan a la dependencia de oxígeno, incluso de por vida, hay secuelas cardiovasculares en donde las arritmias pudiera ser una consecuencia de la infección, trastornos de la coagulación sanguínea que también se pueden dar, la insuficiencia cardiaca que se va haciendo progresivamente crónica y puede haber manifestaciones de secuelas de hígado, donde la inflamación sistémica puede provocar  hepatitis”.

El tiempo promedio en el que una persona con Covid-19 inicia con síntomas y solicita atención médica, es de seis días, mientras que el período que pasa entre el comienzo de los padecimientos y la defunción, es de 13, reportó José Fernando Huerta Romano.

Asimismo, reveló que el lapso entre la petición de atención y la defunción de un paciente es de siete días, aproximadamente, sin embargo, señaló que el rango puede ampliarse, pues por un lado hay pacientes que permanecen hospitalizados hasta tres semanas y otros fallecen desde su llegada a los servicios médicos.