Viernes, agosto 19, 2022

Covid-19 y sarampión

-

- Anuncio -

     El sarampión es una enfermedad viral que se contagia en una forma asombrosa. Se transmite a través de pequeñas gotas de secreciones nasales, de la boca e incluso, por la misma respiración, en una forma parecida a COVID-19.

     Se caracteriza por un inicio de síntomas conocidos como “periodo prodrómico” que puede confundirse con un catarro común, alrededor de una semana de haber tenido contacto con el virus que la genera, representados por fiebre, secreción nasal hialina (transparente), ojos enrojecidos, dolor de garganta y dentro de la boca, a la altura de la porción interna de las mejillas, unas lesiones conocidas como “manchas de Koplik” que en una forma definitiva determinan el diagnóstico y que fueron descritas por el Pediatra de Estados Unidos Henry Koplik (1858-1927), en el año de 1896. A partir de este momento, debuta el exantema, que típicamente se puede notar por manchas rojizas levemente elevadas que, apareciendo generalmente primero en la cara, tienden a generalizarse.

     La fiebre aumenta bruscamente hasta alcanzar niveles tan altos como 40 a 41° C, con una acentuación de los síntomas, que en mejor de los casos evolucionará espontáneamente a la curación; pero que puede complicarse con infección bacteriana agregada en los oídos, laringitis, laringotraqueítis (crup), bronquitis, teniendo como complicación mayor la temible neumonía, potencialmente mortal, generalmente en niños que padecen desnutrición o que tienen problemas en su respuesta inmunológica. 

- Anuncio -

     Uno de cada mil afectados puede generar inflamación cerebral (encefalitis), que se manifiesta poco tiempo después de haberlo contraído o hasta varios meses después. 

     En embarazadas puede condicionar parto prematuro, bajo peso al nacer e incrementa con mucho la mortalidad materna. 

     El factor de riesgo que definitivamente marca la pauta que ha evitado la erradicación de esta enfermedad tan transmisible es el no estar vacunado. Otro factor contribuyente importante es el viajar a países pobres donde es endémico, es decir que son lugares a donde el virus se encuentra circulando a lo largo del año. Como es un padecimiento esencialmente infantil, la desnutrición condiciona una muy alta probabilidad de complicarse en estos niños.

- Anuncio -

     La vacunación universal debe de administrarse en una primera dosis entre los 12 y los 15 meses de vida, con un refuerzo entre los 4 y 6 meses de edad. En caso de viajar a un país con casos, se puede vacunar en fechas más tempranas. Si no se recibieron estas dos dosis en los tiempos recomendados, hay que aplicar dos dosis con cuatro semanas de diferencia. 

     Hay pruebas de inmunidad que pueden expresar el grado de protección, que se adquirirá en la medida en la que se haya completado el esquema de vacunación o se haya padecido la enfermedad que, de ser así, se adquiere una protección de por vida.   

     Existe un movimiento que rechaza la vacunación, generando casos con tasas de mortalidad que son significativas, pues hablamos de un problema de salud definitivamente prevenible. Las causas de este movimiento obedecen a una desinformación que se generó en el año de 1998, en el que se expandió un rumor de que esta vacuna se vinculaba con autismo, surgido de un estudio de investigación que, en la actualidad, desacreditado, ya se ha retirado de la internet.

     Antes de que se iniciara la vacunación masiva en 1980, el sarampión provocaba la muerte de 2,6 millones de personas al año, 12 mil de las cuales se daban en el continente americano. 

     Por supuesto, esta alta tasa de mortalidad ha disminuido en una forma sustancial, aunque se siguen dando casos. Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantean que se han logrado evitar 17.1 millones de muertes en el mundo a causa de esta enfermedad; sin embargo, por increíble que parezca, este virus sigue circulando y a las personas que han rechazado la vacunación, les ha generado enfermedad que condiciona un círculo vicioso contra el que será extremadamente difícil controlar.        

     Aunque las tasas de mortalidad se han reducido en todo el mundo a medida que se administra la vacuna contra el sarampión a más niños, la enfermedad aún mata a más de 100.000 personas cada año, la mayoría menores de 5 años.

     Estableciendo una comparación con el coronavirus SARS-CoV-2, se puede visualizar con mucha facilidad, que países con movimientos que van en contra de las vacunas, continúan con casos que ya podrían haberse evitado, en un fenómeno muy parecido al que sucede con el sarampión. 

     Personalmente no puedo criticar a las personas que no se vacunen, pues esto se vincula estrechamente con aspectos fundamentales como derechos humanos y la libertad de elegir; sin embargo, constituye un factor fundamental, para salir adelante ya de esta pandemia agobiante, mantener todas las medidas preventivas, que implican el comportamiento cotidiano que va más allá de la vacunación. 

     COVID-19 es una enfermedad provocada por un virus que se encuentra mutando y si bien uno podría esperar que, evolutivamente este agente biológico se equilibre hablando en términos biológicos (un sujeto que vive a expensas de otro y que lo aniquile, implicaría una especie de autodestrucción), lo cierto es que podría suceder totalmente lo contrario, es decir que el SARS-CoV-2 adopte una forma que provoque patologías graves y, aterradoramente esto implicaría, el volver a comenzar con todas las peligrosas implicaciones que ha tenido esta pandemia a lo largo de su presencia, que a estas alturas, ya nos conduce por un tercer año que en sus inicios, nunca pudimos haber imaginado. 

Comentarios: [email protected]

 

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

La Cornada

Nuevamente la impunidad, ante la posible salida de Mario Marín de la cárcel

Últimas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del municipio, acción que era demandada...
- Anuncio -

Recomendamos

-