Viernes, agosto 19, 2022

Covid-19 y el cólera

-

- Anuncio -

El escritor colombiano Gabriel José García Márquez (1927 – 2014), después de haber recibido el Premio Nobel de Literatura en 1982, publicaría 3 años después un libro que no puede faltar en el librero de cualquier casa y que, con el título de El amor en los tiempos del cólera, construyó, en una forma particularmente hermosa, alrededor del amor con un carácter realmente heterogéneo y curiosamente planteando al cólera, solamente como una especie de referencia a esta enfermedad en función del tiempo, más que en los sucesos que se desarrollan, describiéndolos en una forma verdaderamente exuberante. 

García Márquez nunca pudo imaginar que pocos años después (1991, para ser exactos), se generaría una terrible epidemia en Sudamérica, reapareciendo después de casi 100 años de ausencia en el continente americano y de la que en México fue particularmente virulenta.

Esta es una enfermedad diarreica, generalmente provocada por el consumo de agua contaminada con una bacteria llamada Vibrio cholerae (Pacini 1854) que pese a ser ya particularmente conocida, continúa representando una grave amenaza mundial, reflejando terribles faltas de desarrollo social e inequidad. Es una especie de termómetro de la pobreza, que genera aproximadamente entre 1.3 y 4 millones de casos por año y entre 21 mil y 143 mil muertes por esta causa.

- Anuncio -

Lo curioso es que su alta peligrosidad no se relaciona tanto por el grado de destrucción o penetración en el intestino, sino por una extremadamente grave diarrea acuosa que genera en una forma rápida, una deshidratación que puede ser letal en solamente cuestión de horas si no es tratada. Esto la hace poco sintomática, con mínimo dolor y sin fiebre, aunque sí suele producir náuseas y vómitos. La deshidratación provocará irritabilidad; cansancio extremo; ojos hundidos; boca seca; piel arrugada que, al ser pellizcada, tarda en recuperar su forma; producción escasa o incluso ausencia de orina; arritmias cardiacas y muy baja presión arterial. La pérdida de sales (sodio, cloruro y potasio) condiciona calambres generalizados y finalmente un colapso grave que se denomina “choque hipovolémico” que es mortal en un tiempo particularmente breve.

A lo largo del siglo XIX fue una enfermedad que se propagó desde la India, específicamente con personas que religiosamente se bañaban en el río Ganges y que se generalizó por el mundo, condicionando siete pandemias, llegando a ser endémico en algunos países; es decir que siempre se van a estar esperando casos en esos lugares.  

El número de enfermos de cólera notificados a la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha seguido siendo elevado en los últimos años. A lo largo de 2019 se notificaron 923,037 casos en 31 países, de los que 1,911 fueron mortales. La discrepancia entre estas cifras y el número estimado de enfermos se explica por el hecho de que muchos pacientes, no se registran debido a las limitaciones de los sistemas de vigilancia y al temor a las repercusiones en el comercio y el turismo.

- Anuncio -

 A mí me parece particularmente sorprendente que hablamos de un problema de salud que es tratable en una forma muy sencilla, simplemente con la administración de agua y sales en una proporción estandarizada, que no requiere de formulaciones complejas desde el punto de vista farmacológico, simplemente siguiendo la siguiente fórmula: En 1 litro de agua hervida o de “garrafón”, se mezclan 2 cucharadas soperas de azúcar; media cucharadita de sal; 1 taza de jugo de limón y una pizca de Bicarbonato de Sodio. Se debe de ingerir a libre demanda, considerando que un adulto puede necesitar hasta 6 litros por día de esta solución, para evitar una deshidratación moderada durante las primeras 24 horas. Si esto no es suficiente para reponer los líquidos, será necesario administrarlos por vía intravenosa. 

Los antibióticos en una forma masiva están formalmente contraindicados, reduciéndose a una muy pequeña lista que solamente se deben de proporcionar en casos especiales. 

Se dispone de tres vacunas anticoléricas que están “precalificadas” por la OMS; sin embargo, ya se administran en casos especiales como son las zonas en donde el Vibrio cholerae está presente; durante crisis humanitarias con alto riesgo de que se transmita la infección; en casos de brotes (es decir, surgimiento de casos que bruscamente surgen sin que sean esperados) y otras condiciones que se valoran desde el punto de vista epidemiológico, como de alto riesgo.

Cuando leí por primera vez “Del sentimiento trágico de la vida”, de Miguel de Unamuno y Jugo (1864 – 1936) y plantea, en un texto de belleza extraordinaria, que… Es el amor, lectores y hermanos míos, lo más trágico que en el mundo y en la vida hay; pienso en el cólera, la crisis de guerra híbrida de Rusia y Ucrania (porque va más allá del aspecto armamentista, sino que incluye el humanitario, el económico, el político y el social); lo que hay en la impresionante crisis de inseguridad, El amor en los tiempos del cólera y por supuesto, en la pandemia actual que provoca COVID-19, me siento extremadamente vulnerable y particularmente sensible. 

Siempre tendremos qué enfrentarnos a lo desconocido y esta incertidumbre nos llena de miedos, turbaciones, aprensiones y recelos. Pero existen soluciones que debemos de aceptar con toda la humildad que nos permita expresarnos con lo mejor de uno mismo. 

Tal vez la pandemia más grave que padecemos en la actualidad está representada por la falta de humanismo y sensibilidad que en caso contrario, podría contribuir a que, en el gregarismo marcado en nuestro código genético, pudiese ayudarnos en una forma conjunta a ser felices, nada más. 

Comentarios: [email protected]

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

Cae “El Croquis”, uno de los principales generadores de violencia en la capital

Un líder narcomenudista y presunto feminicida a quien además se le achacan diversos actos de violencia en la capital, identificado como Abraham N. alias...

Últimas

Cae “El Croquis”, uno de los principales generadores de violencia en la capital

Un líder narcomenudista y presunto feminicida a quien además se le achacan diversos actos de violencia en la capital, identificado como Abraham N. alias...
- Anuncio -

Recomendamos

-