Por presuntos actos de corrupción, la alcalde de Puebla destituye a Beatriz Martínez Carreño como secretaria de Desarrollo Urbano

Por  tener indicios suficientes de vínculos con el llamado “Cártel Inmobiliario”, la alcalde de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, anunció este lunes la destitución de Beatriz Carreño de la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal.

La salida de Martínez Carreño se suma a la del director de Desarrollo Urbano, David Letipichia, y del director del Medio Ambiente, Ismael Cuoto Benítez.

La caída de la cabeza de la titular de Desarrollo Urbano y su círculo más cercano, fue en respuesta a las denuncias que hizo la semana pasada el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien dijo que Carreño emitió al menos mil licencias de construcción de manera ilegal.


Inclusive, Claudia Rivera Vivanco salió en defensa de Martínez Carreño y dijo que los datos del gobernador eran “imprecisos” porque los miembros de su gabinete no le han informado bien.

A partir de entonces, se hicieron públicos mensajes telefónicos en los que presuntamente personal a cargo de Beatriz Martínez y ella misma, dan a entender que habría  tratos al margen de la ley con empresarios, a quienes supuestamente extorsionaba con sobornos que iban de los 40 mil hasta los 350 mil pesos para liberar permisos de construcción.

En conferencia virtual, la edil capitalina admitió que la destitución de la funcionaria municipal, a quien hace unos días defendió, es la presunta responsable de actos de corrupción y otros posibles delitos que se configuren.

Ante lo expuesto, Rivera Vivanco dijo que presentará las denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción contra quienes resulten responsables.

Además, precisó que su gobierno iniciará una auditoría profunda, amplia y rigurosa en la Secretaría de Desarrollo Urbano para limpiar este espacio que por mucho tiempo ha servido para la corruptela entre funcionarios y representantes inmobiliarios.

“Lo que incluso se le llama el Cártel Inmobiliario”, remató.

La presidente municipal comentó que habrá revisión principalmente de los otorgamiento de licencia de obras, permisos y cambio de uso de suelo durante la gestión de Beatriz Martínez.

“Apegados a los principios de la Cuarta Transformación, que hemos luchado y seguiremos luchando por erradicar las malas prácticas de corrupción en la administración pública municipal y de toda la sociedad, nuestra política nunca ha sido señalar o perseguir a nuestros colaboradores, pero tampoco encubrirles. Creí y sigo creyendo que como gobierno incluyente debemos de confiar en las capacidades, en la experiencia y en la ética de las personas para acceder a los cargos públicos, por encima de cualquier prejuicio, sin embargo, quienes rompen la confianza de la ciudad, que esta les otorga a través mía, y repiten malas prácticas y vicios de las administraciones pasadas, privilegiando intereses personales, pierden toda oportunidad de permanencia y deben de asumir su responsabilidad“, declaró.

Continúo: “Creí y sigo creyendo que como gobierno incluyente debemos confiar en las capacidades, en la experiencia y en la ética de las personas para acceder a los cargos públicos, por encima de cualquier prejuicio; sin embargo, quienes rompen la confianza de la ciudad, que esta les otorga a través mía, y repiten malas prácticas y vicios de las administraciones pasadas, privilegiando intereses personales, pierden toda oportunidad de permanencia y deben de asumir su responsabilidad”.

Ante lo expuesto, la alcalde convocó a la ciudadanía a presentar las denuncias contra cualquier manifestación de esa práctica ilícita, pues dijo que, en lo referente a los actos de corrupción, son dos los entes involucrados, “el que pide y el que da”.

En ese sentido, Claudia Rivera hizo la invitación a ponderar la cultura de la denuncia.

Por la tarde, el Gobierno de la Ciudad de Puebla informó que Graciela León Matamoros, quien funge como gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural, fue nombrada como encargada de despacho de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Puebla dijo que la finalidad es garantizar la operatividad de la dependencia y mantener el servicio a la ciudadanía respecto a permisos y trámites que la instancia brinda.

Ante todo, enfatizó que el compromiso de la administración local es con las y los poblanos.

En los últimos días, se hizo público que Beatriz Martínez supuestamente habría comprado un costoso penthouse en la zona de mayor plusvalía de San Andrés Cholula, en el Distrito Sonata, y que más de 20 millones de pesos presumiblemente habrían dejado de ingresar a la Tesorería Municipal por la autorización furtiva de campos de tiro de desechos.