Sergio Vergara presentó los Corredores culturales, programa para recuperar espacios de tradición

Tras recorrer el estado, el secretario de Cultura, Sergio de la Luz Vergara Berdejo presentó el programa de Corredores culturales que contempla y agrupa a las 32 regiones en las que se concibe a Puebla, cada una con su propio patrimonio y acento cultural. 

Durante la videoconferencia de este lunes 28 de septiembre encabezada por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, el funcionario estatal dijo que para reconocer el estado cultural y su diversidad, realizó una serie de visitas a diferentes municipios de Puebla. 

En ellos, continuó, encontró un “gran legado, el patrimonio de personalidad propia, de lenguas originarias desde el totonacapan (sic), el mazateco, el mixteco, el popoloca, el otomí, el tepehua y el náhuatl que, combinado con las costumbres, tradiciones, personalidad y riqueza gastronómica, dan la sabiduría ancestral originaria”. 


Puebla, abonó, “demuestra la existencia de un gran patrimonio” que se concibe y se expresa en lo popular, lo edificado e intangible, su urbanismo, en la arquitectura antigua y moderna, en sus ruinas, en sus conventos, templos, rancherías, haciendas e infraestructura de caminos, presas, acueductos y en la red ferroviaria. 

Sin ahondar en qué consistirá a detalle el programa de Corredores culturales, expuso que cada lugar tiene su propia actividad cultural y artística, en música, danza y enseñanza ancestral, lo que da conocimiento. 

Vergara Berdejo dijo que, como parte del Plan estatal de desarrollo, se visitaron los lugares y se invitó a las autoridades municipales y a los principales promotores locales a trabajar de manera conjunta, para “dar valor” a cada “secreto cultural”. 

Acotó que la idea es generar una reactivación y una recuperación de espacios que sean “de armonía común, museística y de lectura, tradición, y valores sociales”. 

“Reconocer estas historias en mantener nuestro valor de origen. Es reconocer de dónde somos y así custodiar la memoria del pasado para transmitirla al futuro”, afirmó el ex perito en Puebla del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

Dijo además que, dado que la cultura está en cada lugar, en sus ríos, en las montañas, en la topografía y la naturaleza, la SC tiene el plan de “redescubrir” algunos corredores que “son el origen de nuestra naturaleza y sociedad”.  

Como ejemplo, refirió al Norte y su serranía asentada en el Totonacapan; en el Oriente, con sus danzas; en el Poniente, con la habilidad de sus artesanos y sus “pueblos mágicos” como Chignahuapan, Tlatlauquitepec y Cuetzalan; el corazón de las Cholulas, Huejotzingo, Calpan y Atlixco; o la zona de Cuauhtinchan, Totimehuacan, Tepeaca, Tecali y Amozoc; y el mismo asentamiento de la ciudad de Puebla con sus pueblos originarios. 

“Podemos definir la Puebla, el estado cultural y así iremos dando las primicias que observamos y nos da el orgullo de ser poblanos”, dijo en su presentación. 

El titular de la SC completó que parte importante será el impulso que se le dará a la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán que fue reconocida en 2012 como Valor Universal Excepcional, tanto natural como cultural, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).  

“En sus laderas las grutas milenarias que observan los valles de Tecamachalco y Acatzingo, y que llegan hasta el valle de Tehuacán, Coxcatlán, Yanhuitlán y los límites de Oaxaca. Por eso la Organización de las Naciones Unidas vuelve a voltear a Puebla y nos plantea el gran proyecto de rescate de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán”, indicó. 

Vergara Berdejo mencionó además que en Tetela de Ocampo, tras la construcción de un camino quedaron al descubierto y con actual estudio científico, los llamados Trazos de carrerago, unas pictografías geométricas que datan entre tres mil y seis mil años de antigüedad, y que se pueden considerar “la fase de la construcción de la civilización en Mesoamérica”. Por tanto, concluyó, se ha llamado al propio INAH y a investigadores de la región a que indaguen sobre “lo que puede cambiar la historia del nacimiento de la humanidad”.