Continúan los actos de censura en el Congreso, acusa oposición

En tres sesiones virtuales consecutivas del Congreso de Puebla, la presidente de la mesa directiva, Nora Merino Escamilla, ha enfrentado acusaciones de bloquear las intervenciones y peticiones de los diputados de oposición.

Ayer, las legisladoras Rocío García Olmedo, del PRI, y Mónica Rodríguez Della Vecchia, del PAN, denunciaron que Merino se negó a atender las solicitudes que realizaron de corregir la versión estenográfica de la sesión del 21 de septiembre, para que se apagara a lo que expresaron en relación con la desaparición del ayuntamiento de Tehuacán, que ellas votaron en contra y que se aprobó por mayoría.

La confrontación se incrementó cuando la presidente de la mesa directiva anunció que sometería a votación del pleno las modificaciones, ya que García Olmedo y Rodríguez Della Vecchia señalaron que ese tipo de cambios deben realizarse a petición de los representantes populares, sin que medie ningún trámite más.


A las quejas se sumó el líder de los diputados de Movimiento Ciudadano (MC), Carlos Alberto Morales Álvarez, quien demandó mantener abierto el micrófono de los 41 diputados, para evitar actos de censura por parte de la mesa directiva ocurridos sesiones pasadas.

A raíz de la discusión, Merino instruyó al área de sistemas del Congreso acceder a la petición de Morales Álvarez, por lo que todos los diputados pudieron solicitar que se les concediera el uso de la palabra y exigirlo, cuando la mesa directiva demoró en otorgárselos.