Conagua podría clausurar 20 de 25 pozos de agua por incumplimiento de pago de derechos

Un total de 20 de los 25 pozos de agua para consumo humano que se encuentran en juntas auxiliares de la ciudad de Puebla se encuentran con pagos de derechos vencidos para la extracción y descargas del líquido ante la Conagua, dio a conocer la Unión de Trabajadores Despedidos del SOAPAP. 

En entrevista, Manuel Bravo Bruno, vocero de los despedidos, advirtió que con la falta de pago para la explotación del recurso hídrico se corre el riesgo que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) clausure los pozos.

“En cualquier momento la Conagua podría emitir un estado de clausura para los 20 pozos que ha incumplido con el pago de los permisos”, precisó.


Informó que en promedio una comunidad paga 60 mil pesos mensuales a la dependencia federal para hacer uso del agua, y algunas juntas auxiliares tienen un adeudo de hasta cinco meses que representan unos 300 mil pesos.

Bravo Bruno dijo que una de las juntas auxiliares con mayor problemática es precisamente San Aparicio, donde por negligencias del ayuntamiento de Puebla, se instalaron dos comités de administración del agua en dicha localidad.

Es decir, explicó que la población desconoció a Pedro Mora, el expresidente del comité del agua de Aparicio, por el presunto desvío de cuotas que las familias les pagaron a lo largo de 31 años, tiempo que duró su encargo sin ser regulado.

Luego de una serie de manifestaciones, que incluso derivó en el cierre de la autopista México-Puebla en dos ocasiones, en demanda de agua para San Aparicio, comentó que Pedro Mora renunció al cargo.

Como evidencia de ello, afirmó que existen los documentos firmados de la renuncia el pasado 29 de abril, los cuales se encuentran en poder de la Secretaría de Gobernación del ayuntamiento de Puebla, así como de la Secretaría de Gobernación del estado.

Sin embargo, Manuel Bravo enfatizó que el mayor problema no es la renuncia de Pedro Mora a 31 años al frente del comité del agua, sino todos los bienes inmuebles que se llevó con su salida.

“El señor Pedro Mora se llevó camionetas, mobiliario y hasta la oficina, porque dice que todo está a su nombre porque lo compró con sus recursos, cuando todos sabemos que el dinero provenía de las cuotas”, aclaró.

Pero lo más grave, agregó, reveló, es que Pedro Mora se dice ser dueño de cinco pozos de agua por contar con las concesiones, mientras tiene otros cinco pozos operando en la clandestinidad.

Incluso, afirmó que está exigiendo al gobierno de la ciudad un pago por 2 millones de pesos por la presunta perforación de otro pozo que estaba costeando con sus recursos, así como el pago hasta por cinco años de las cuotas que pagaron algunos vecinos. 

Por tal razón, señaló que Pedro Mora dejó en la indefensión al nuevo comité del agua en San Aparicio, que representa Rubén Cotte Romero, ex trabajador del Soapap, quien fue electo en asamblea pública y con la representación de delegados del ayuntamiento de Puebla y del gobierno del estado.

Tras el nombramiento de Cotte Romero, Manuel Bruno informó que Pedro Mora instaló unas oficinas alternas donde sigue cobrando las cuotas a los vecinos que oscilan en los 80 pesos mensuales.

Esto a pesar que en San Aparicio no hay agua desde hace nueve semanas, bajo el argumento que se quemó la bomba que suministra el líquido.

Al final, enfatizó que durante 30 años de gestión Pedro Mora nunca entregó cuentas de la recaudación al gobierno de la ciudad ni de los adeudos que heredó a la nueva administración, como es el pago de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

“Los comités del agua en las juntas auxiliares debería estar regulados por las autoridades competentes, respetando sus usos y costumbres, lo cual reduciría el mal uso de las cuotas y garantizaría su capacitación para aprender a clorar el agua, porque el líquido que nos llega es directo de los pozos y sin ningún proceso de filtración”, concluyó.