No vota pleno del Congreso reformas a la ley del agua aprobadas en comisiones

FOTO: esimagen / Alejandra Ortega

Ante la inconformidad ciudadana que generó la reforma que pretende regular la suspensión del servicio de agua potable y drenaje, el Congreso del estado pospuso la votación del dictamen y los impulsores del proyecto prometieron corregirlo para favorecer a los usuarios y no a la concesionaria Agua de Puebla.

La diputada del Partido Encuentro Social (PES) Nora Merino Escamilla, quien es una de las autoras de la iniciativa, adelantó que incrementará el consumo máximo para librar cortes en caso de adeudos de 300 a 500 litros diarios por toma.

En entrevista, descartó la posibilidad de prohibir la totalidad de las suspensiones, situación que demandan los ciudadanos inconformes, al argüir que el Congreso no busca promover la morosidad entre los usuarios ni el despilfarro del líquido.


En tanto, el coordinador del grupo parlamentario de Morena y otro de los diputados que promueven la reforma, Gabriel Biestro Medinilla, consideró que el cambio anunciado por Merino es suficiente para aprobar el proyecto en la próxima sesión del Congreso que se llevará a cabo el lunes próximo a las 10 de la mañana.

Reconoce Merino error en el dictamen original

La reforma en cuestión se propone a Ley del Agua para el Estado de Puebla, la cual fue dictaminada en sentido afirmativo por la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático el jueves pasado.

El Poder Legislativo pretendía aprobar el proyecto en la sesión de ayer, hasta que la Asamblea Social del Agua (ASA) amagó con promover juicios de amparo de manera masiva contra la enmienda por contravenir la Constitución del país al no garantizar el acceso al líquido de forma suficiente.

En entrevista, Nora Merino reconoció que hubiera sido un error aprobar el documento con un tope de 300 litros por toma, porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sugieren un consumo mínimo de 100 a 120 litros por persona.

Explicó que propondrá dejar el consumo en 500 litros, debido a que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estima que en Puebla viven 3.9 personas por casa habitación.

“Si suministramos 120 litros diarios por persona daría un consumo de 480 litros, por lo que se dejaría el máximo en 500 litros diarios”, agregó la representante popular.

Al ser cuestionada sobre la petición de prohibir los cortes sin ningún tipo de condición, la diputada rechazó la propuesta al señalar que no todos los usuarios deben quedar exentos de suspensiones.

“Habrá quien en Atlixco tenga una, dos o tres albercas y no podemos asegurarles a ellos que nunca les van a cortar el agua, también habrá quien en su casa tenga un restaurante con 20 mesas y nunca lo haya dado de alta y tampoco podemos asegurarle que no habrá cortes”, ejemplificó.