Eligen en Congreso a visitador de la CNDH como ombudsman del estado

El pleno del Congreso del estado eligió este miércoles a José Félix Cerezo Vélez como nuevo ombudsman en Puebla, quien se desempeñó como segundo visitador adjunto de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

José Félix Cerezo obtuvo 29 votos de los diputados presentes, mientras que María Elena Guerrero Flores registró ocho sufragios, Eusebio Arnulfo Cordero Méndez registró un voto, en tanto que el actual encargado de Despacho de la Comisión de Derechos Humanos en el estado (CDH), Omar Siddhartha Martínez Báez y Justino Isaías Santos Valladares obtuvieron cero votos.

Aunque reconoció que hubo mejor evaluados entre los 25 aspirantes a presidir la CDH, la presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del estado, Estefanía Rodríguez Sandoval afirmó que hubo un “consenso” respecto a José Félix Cerezo pese a que su experiencia en la CNDH es de apenas cuatro años.


En tribuna, Rodríguez Sandoval pidió que no se manche el proceso para elegir al ombudsman en medio de protestas y de gritos de algunos diputados de oposición que por momentos se tornaron en insultos y expresiones misóginas.

En entrevista José Félix Cerezo, quien se hizo presente en el Congreso cuando la sesión finalizaba, fue evasivo respecto a las preguntas sobre su experiencia en materia de derechos humanos y por la supuesta imposición de su perfil.

En el pleno, Rodríguez rechazó que la selección del ombudsman esté viciada y sostuvo que a diferencia de otros procesos esta vez no hubo dos, sino 25 aspirantes.

Los diputados de oposición José Juan Espinosa Torres y Héctor Alonso Granados advirtieron que el aspirante favorito de la mayoría del Congreso local era José Félix Cerezo, quien tuvo una calificación baja en la prueba cuantitativa.

Incluso la fracción legislativa del PAN, en voz de Oswaldo Jiménez López, calificó el proceso como un “cochinero”, luego de que quedaron fuera aspirantes mejor evaluados en la prueba cuantitativa.

En defensa del acuerdo que avaló a los seis finalistas Nora Merino Escamilla, diputada del PES, sostuvo que quizá Oswaldo Jiménez se refería como “cochinero” a las anteriores legislaturas que eligieron a Adolfo López Badillo, quien como presidente de la CDH fue omiso de las violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas y respondió a los intereses del exmandatario.

Previamente en rueda de medios la legisladora de Encuentro Social afirmó que la evaluación cuantitativa y cualitativa a los aspirantes, cuestionada por la oposición, sí estaba prevista en la convocatoria, por lo que acusó al PAN de querer sacar “raja política”.

Gabriel Biestro Medinilla, coordinador de los diputados de Morena, afirmó que vivió un “déjà vu” legislativo debido a que como en otras discusiones en la de este miércoles algunos diputados pidieron que los acuerdos se  regresaran a comisiones o acusaron “moyoriteo” e “imposiciones desde el Poder Ejecutivo”. Desde la tribuna planteó que el proceso para elegir al ombudsman estuvo siempre apegado a la legalidad e incluso lo calificó de “perfecto”.

De nueva cuenta el diputado Héctor Alonso Granados fue acusado de proferir insultos y expresiones misóginas, luego de que llamó “foca aplaudidora” a la diputada Nora Merino y tildó de “verdulera” a Vianey García Romero, diputada de Morena, a quien desde tribuna preguntó de manera despectiva: “¿cuánto cuestan las naranjas?”, cuando esta interpeló sus acusaciones.

El propio Héctor Alonso solicitó una moción para hacerle una pregunta a Estefanía Rodríguez cuando la legisladora defendía el acuerdo en tribuna, sin embargo la morenista se negó a aceptar su pregunta al tiempo de exigirle respeto a las diputadas.

En entrevista Rodríguez Sandoval afirmó la importancia de revisar la Ley Orgánica del Poder Legislativo con el propósito de buscar sanciones para los legisladores que expresen insultos o tengan un comportamiento inapropiado.

Previo al inicio de la discusión, la coordinadora del Grupo Legislativo del PAN, Mónica Rodríguez Della Vecchia, pidió que el acuerdo con el listado de los seis finalistas regresara a Comisiones por las supuestas anomalías en el proceso.

Entre estas destacó que no había claridad sobre las evaluaciones “cuantitativas” y “cualitativas” de los aspirantes, al tiempo de exhibir una supuesta opacidad al negarse a los diputados el acceso a la documentación del proceso.

El sobrino del exgobernador José Antonio Gali Fayad, Oswaldo Jiménez cuestionó que Mónica Silva Ruiz, exfuncionaria de la administración galicista, no haya sido tomada en cuenta entre los finalistas pese a haber obtenido el puntaje más alto de 96 de 100 posibles en la prueba cuantitativa.

Rechazó que la aspirante incurriera en conflicto de interés pese a que aceptó que es esposa del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), el también galicista, Héctor Sánchez Sánchez.

En su oportunidad, José Juan Espinosa cuestionó que el acuerdo no fuera turnado a los diputados con 24 horas de anticipación como lo prevé la Ley Orgánica, al tiempo de afirmar que el ganador de la contienda, José Félix Cerezo, incumplía con el requisito de contar con una experiencia mínima de cinco años en el ámbito de los derechos humanos.

Asimismo acusó una supuesta cercanía del hoy ombudsman con el gobernador Luis Miguel Barbosa y con Gabriel Biestro.

En la votación por cédula, es decir que los diputados emiten su voto y luego lo colocan en una urna abierta, Cerezo Vélez obtuvo 29 votos de los legisladores presentes, con lo que obtuvo más de las dos terceras partes necesarias.

La segunda con más votos fue la única mujer de los finalistas, María Elena Guerrero, quien registró ocho sufragios, mientras que Eusebio Arnulfo Cordero Méndez obtuvo un voto.

El actual encargado de Despacho de la CDH y también cercano a López Badillo, Omar Siddhartha Martínez Báez, y Justino Isaías Santos Valladares obtuvieron cero votos.

José Félix Cerezo ingresó al Congreso del estado casi al mismo tiempo que la mayoría de Juntos Haremos Historia le daba el triunfo. Caminó por el vestíbulo junto al pleno y se mostró evasivo frente a la prensa.

El hoy ombudsman rechazó que él supiera de antemano que la votación le favorecería, por lo que fue “fortuita” su presencia en la sede legislativa en la entidad y tras la breve explicación abandonó el recinto.

Este jueves rendirá protesta ante el pleno del Congreso del estado tras un largo proceso de tres meses que inició en junio con la publicación de la convocatoria.

Cerezo Vélez se desempeñó como segundo visitador general de la CNDH de 2015 a la fecha, fue secretario de Estudio y Cuenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde también fue instructor.