Paran labores socios y conductores de Uber, Didi y Cabify en Puebla por inseguridad y altas comisiones

Es Imagen/ Daniel Casas

Unos 700 socios y conductores de los servicios de taxis ejecutivos Uber, Didi y Cabify realizaron un paro laboral este martes en las calles de la ciudad de Puebla para exigir mayor seguridad, luego de una ola de asaltos con violencia y el asesinato de uno de sus compañeros, Jesús Roberto en Bosques de San Sebastián.

La caravana de automóviles partió de la caseta de peaje de Atlixco, sobre la Vía Atlixcáyotl, hacia la Noria, el Bulevar 5 de Mayo y Casa Aguayo.

Se trata de la segunda protesta que los conductores realizan en menos de una semana en Puebla para demandar un alto a la violencia.


Al mediodía, una comisión de socios encabezada por el presidente del Comité de Plataformas Puebla, Raúl González Castillo, ingresó al interior de Casa Aguayo para entregar un pliego petitorio y dialogar con las autoridades.

En la manifestación pacífica, que se suma al paro nacional, demandaron la intervención del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta para frenar los robos que a diario padecen en diversos puntos de Puebla y el área metropolitana.

Asimismo, pidieron que la autoridad estatal respalde al gremio taxista y frene la reducción de comisiones que les descuentan desde las plataformas.

Algunos vehículos portaron pancartas y otras escribieron consignas entre las que se pudieron leer: “Ni un robo más” y “Uber México nos está dejando sin ganancias”.

Acusaron que las plataformas como Uber, Didi y Cabify les quitan el 50 por ciento de cada viaje, dejándolos sin ganancias.

Del 50 por ciento restante, informaron que tienen que pagar el seguro del vehículo, la gasolina, el mantenimiento y los impuestos.

Por esta razón, exigieron que las autoridades trabajen en una estrategia de seguridad que combata el robo en contra de los trabajadores del servicio de taxi y que esté conectado al Centro de Control C5.

 

Los inconformes convocaron a una marcha a las oficinas de Didi que se encuentra en la zona de San Francisco, y después en las instalaciones de Uber en la Colonia Huexotitla  y de Cabify en Vía Atlixcáyotl.

El pasado 24 de junio, un conductor de la plataforma Didi fue asesinado al prestar un servicio durante la madrugada en la ciudad de Puebla, en la colonia Bosques de San Sebastián.

Al respecto, el gobernador Miguel Barbosa dijo por la mañana que el tema es además competencia de la Secretaría de Movilidad y Transportes,

Por lo que pidió que los socios y conductores se pongan de acuerdo y se lo hagan llegar, tras admitir que hay inseguridad en la capital poblana.

Mientras que en el tema de las altas comisiones que les cobran, Barbosa Huerta reconoció que desconoce si es competencia de las autoridades estatales, pero indagaran para analizar las alternativas de solución.