Domingo, agosto 7, 2022
- Anuncio -

Con un concierto diverso, el flautista Horacio Franco llamó a aceptar y respetar la diversidad

- Anuncio -

Relacionadas

La 11 edición del Festival Internacional de Coros promoverá la diversidad y la igualdad: Martínez

La 11 edición del Festival Internacional de Coros “Tlaxcala Canta” y la primera que organiza de manera oficial la...

Museo vivo de Hueyapan es seleccionado en la convocatoria Memorias vivas

La organización Tapal que trabaja en el municipio de Hueyapan fue uno de los 29 colectivos, cooperativas y organizaciones...

Hay 7 denuncias por robo a Museos de Puebla, informa Barbosa tras recomendación de la CDHP

Luego de la recomendación que hizo Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla (CDHP) a la Secretaría de...

Destacadas

En una década, derechos por espacios en mercados de Puebla capital se elevaron hasta 200%, revela revisión a leyes de ingresos

De 2012 a 2022 los derechos por ocupación de espacios en los mercados municipales aumentaron hasta en un 200...

En Huexotitla, a plena luz del día, hurtan equipo de auto de La Jornada de Oriente

Al mediodía de ayer, en uno de las zonas más concurridas de la capital poblana, el auto que La...

La tonelada de maíz subió 37%; generó alza de hasta 33% en la tortilla: industriales

En lo que va del presente año ha incrementado 37.1 por ciento el precio de la tonelada de maíz...

Un concierto tan diverso como el festival en el que fue inserto. Con chaconas, zarabandas, folias y ritmos que aluden a lo prehispánico, con cascabeles en el pie y flauta aguda. De paso, un mensaje directo: el aceptar a la diversidad, el dejar de encasillar lo mismo a la música que a las personas, porque al final se trata de música y personas nada más. Presentado en el marco de la segunda edición del festival Colores que la Secretaría de Cultura de Puebla organiza para llamar al respeto de todas las personas sin importar su género o su identidad sexual, el reconocido flautista mexicano Horacio Franco ofreció un rico y diverso concierto en el Teatro Principal.

Acompañado por su variedad de flautas, con su estilo relajado, ameno y a la vez didáctico, quien fuera fundador hace casi 20 años de la agrupación Capella Puebla ofreció un variado concierto rico en sonidos y tiempos novohispanos, que reflejan la influencia cultural de ida y vuelta entre España y la entonces Nueva España, ahora México.

Entre folias, chaconas, zarabandas y música indígena –de los voladores y el pueblo Cora-, el músico formado en Holanda aludió al “mestizaje que se dio allá”, en tierras europeas particularmente españolas, cuando compositores tomaron como suyas las chaconas, un género que fue creado por indígenas y esclavos negros que incorporaron instrumentos musicales de cuerda venidos tras la conquista.

- Anuncio -

Es un programa, explicó, que tiene que ver con las raíces indígenas, con el mestizaje que se dio de la Nueva España a Europa como fue la chacona, un ritmo prohibido por la Inquisición que fue albergado en Europa en el siglo XVII formando parte de las suites, de las obras bailables y luego instrumentales, que se emparenta con la zarabanda y la folia, esta última bailada en Canarias y en Portugal con dos hombres, uno de ellos travestido de mujer. Dichos ritmos evolucionaron en la clandestinidad a lo que hoy conocemos como el son, mismo que desciende de esta música de fusión popular, negra, indígena y mestiza. Como ejemplo, señaló que es la Sonata Huasteca del compositor mexicano Jesús Echevarría, relacionado al son mexicano.

Antes, durante una entrevista, señaló que en México hay realidades diversas, y una de ellas es la que vive la comunidad LGBTTTIQ+, que es presa de la configuración social que en el país, por la falta de educación e inclusión, racismo, clasismo, y una doble moral tremenda.

“La comunidad LGBTTTIQ+ adolece mucho de eso y también la sociedad. Todavía hay mucha falta de concientización, de educación, de lo que significa ser o tener un familiar de minorías sexuales que han existido siempre, que no son modas como dice la iglesia: griegos, egipcios ya tenían homosexuales, es una cuestión genética, humana”.

En ese sentido, Franco hizo un llamado a la sociedad, a las escuelas, iglesias e incluso al Ejército mexicano, para que se reconozcan a estas minorías sexuales, pues es necesario reconocer y tomar el ejemplo de muchas instituciones como este festival Colores que habla de respeto e inclusión. “Ojalá que los panistas aprendan también de esto porque también son de muy doble moral y necesitan aprender que las minorías sexuales están en todos lados y ellos las tienen (…) Aquí lo que hace falta es que en la sociedad se tenga mucha más educación, mucha más inclusión y mucho menos sectarismo, clasismo y racismo”, sostuvo.

Consideró que la sociedad se ha transformado a partir de las iniciativas de los gobiernos de izquierda como el de la Ciudad de México, que han propuesto iniciativas como las sociedades de convivencia, que van sumando y haciendo un país con más libertades, no obstante todavía persisten el racismo, carencias en educación y clasismo, por lo que mientras estos vicios “enquistados por siglos enteros” no se erradiquen, no se podrá avanzar.

Insistió mientras haya resistencia por parte del ultra conservadurismo mexicano habrá mucha falta de información y educación: “el dios que adoran nunca dijo que el homosexualismo estaba mal, es una herencia judeo-cristiana musulmana que hace que el mundo esté muy involucionado”. No obstante, celebró que México sea un “oasis” de derechos humanos en comparación con otros países.

- Anuncio -

Ultimas

00:01:35

Para acercar el arte “vivo y auténtico”, el colectivo Ecos ocupa el quiosco de San Pedro Cholula

Desde este domingo 7 de agosto, el quiosco de San Pedro Cholula se volvió el "Quiosco del arte" al...
- Anuncio -
- Anuncio -