Pierde Concesiones Integrales 40 por ciento del agua potable por mala calidad de red hídrica: Castillo Montemayor

Durante su participación en el Foro “Sistemas Operadores de Agua Potable ¿Privados o Públicos?”, el ambientalistas Francisco Castillo Montemayor reveló que en la ciudad de Puebla la empresa Concesionaria Integrales SA de CV tira de los pozos un promedio 190 litros por persona al día, de los cuales solo 106 litros llegan a los hogares.

Es decir, en el trayecto del suministro se pierde más de 40 por ciento del recurso hídrico por fugas y otras fallas técnicas que la compañía no ha logrado solucionar, a cinco años de que obtuvo la administración del servicio.

En el auditorio del Centro de Convenciones de Ciudad Universitaria de la UAP, el exdirector del SOAPAP expuso que los 80 litros de agua que se fugan en la distribución son debido a la ineficiencia de la concesionaria.


En la plática titulada Eficiencia en la gestión del agua (organismos operadores) destacó que, de acuerdo con la información del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) el principal problema que presentan los organismos operadores en Puebla es la ineficiencia.

“Se pierden millones de pesos anualmente en extracción, fugas, en agua que se saca y no se cobra, en agua que se usa y se lanza a los ríos sin ningún tratamiento; hay una sobredotación, parecería que no hay control de quienes gestionan el recurso y el problema se sigue agravando”, advirtió.

El experto informó que en los últimos 15 años se gastaron 400 mil millones de pesos para “mejorar” los servicios de agua potable, drenaje y saneamiento en la ciudad de Puebla, con inversiones que empezaron con 10 mil millones y concluyeron con 40 mil millones de pesos.

Durante su participación, exhibió el salto que dio la inversión financiera desde 2002 a los años 2013, para buscar la eficiencia de los organismos operadores.

Explicó que el recurso económico se utilizó en la perforación de pozos, compraron bombas modernas, construyeron tanques, sustituyeron redes, repararon fugas y establecieron sistemas de comercialización y cobranza eficientes.

Sin embargo, Castillo Montemayor sostuvo que a pesar de todo el dinero invertido la eficiencia física vino a pique, las fugas siguen y la infraestructura está sin mantenimiento.

Asimismo, agregó que continúan los mismos problemas de contaminación con las descargas residuales en los ríos Alseseca y San Francisco, lo cual concluye que la privatización del servicio no funcionó.

En ese sentido, la eficiencia de los organismos operadores dijo se vino abajo, como fue en el caso de la ciudad de Puebla, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, Atlixco, Izúcar de Matamoros y Tehuacán.

“Las pérdidas han continuado, los costos, las tarifas y la contaminación se sigue elevando en perjuicio de la población y la agricultura”, señaló.

A esto, agregó un tratamiento prepotente y arbitrario por parte de la compañía Concesiones Integrales hacia los usuarios.

Francisco Montemayor comparó que hace 15 años había una eficiencia física del agua de 70 por ciento, es decir, la mayoría del recurso llegaba a los hogares; y ahora en el suministro del recurso se pierde 40 por ciento del líquido.

“¿Dónde está la empresa eficiente que traía mucho dinero para modernizar el sistema, bajar la tarifa, tratar las aguas residuales y tener un trato más cálido y más amable?’”, reclamó.

El ambientalista dijo que “Concesiones Integrales ha sido puro engaño, debido a que las autoridades actuales están espantadas con la empresa. Le tiene miedo porque dice que es muy poderosa, con abogados muy encumbrados que nos llevarán a los tribunales internacionales”.

“Yo preguntaría: ¿Y qué?, entonces para qué los pusimos. ¿La prepotencia, la mala calidad del agua, las fugas, los costos y las altas tarifas va continuar, porque el enemigo es muy poderoso? Entonces estamos jodidos”, refutó.

Incluso, reveló que Concesiones Integrales cobra a los consumidores el servicio de agua que los morosos no pagan, con un sistema de prorrateo que establece la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“En la tarifa se cobra lo que no se facturó, lo que no se cobró, toda la ineficiencia se carga en la tarifa, por eso no tienen interés en reparar fugas ni cobrar a morosos, porque de todas maneras se va a recuperar el recurso, y si hay subsidio mucho mejor”, reveló.

Dijo que lo que se propone es que los organismos operadores reciban capacitación acerca de la disponibilidad del agua, y se informen de los manuales de operación para conocer todo el proceso de planeación y suministro del recurso.

Al final, afirmó que en Puebla se necesita una adhesión firme política y una participación ciudadana para frenar las arbitrariedades y la ineficiencia de la empresa.