Sábado, noviembre 27, 2021

Conagua: disponibilidad de agua de los acuíferos en Puebla, frente a la reserva de información del socavón

Destacadas

A dos meses de su despenalización, Puebla sigue criminalizando el aborto con 4 carpetas de investigación

A dos meses que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin a la criminalización del...

City Lomas en Malacatepec-Ocoyucan atentaría contra la Reserva Estatal Sierra del Tentzo: Semarnat

El Desarrollo inmobiliario City Lomas en Malacatepec-Ocoyucan del Grupo Proyecta pondría en riesgo la Reserva Estatal Sierra del Tentzo,...

No hay ninguna intención de cambiar al auditor superior del estado: Sergio Salomón

El gobierno del estado presentó al Congreso local una reforma constitucional que tiene como objetivo ampliar la regulación sobre...

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) reservó por cinco años la información contenida en los estudios técnicos en la zona de Santa María Zacatepec, del municipio de Juan C Bonilla, donde se formó el socavón que mantiene un diámetro de 126 metros, bajo el argumento de que “los análisis están en proceso y existe un riesgo de daño al divulgar conclusiones anticipadas”, según lo documento Kara Castillo en la edición de La Jornada de Oriente del 27/10/21, a partir de una solicitud de información vía transparencia del “Estudio Técnico sobre las Condiciones Geohidrológicas en la zona del socavón elaborado por la Dirección General del Organismo de Cuenca Balsas”, análisis en el que atribuye el hundimiento de la tierra a “causas naturales de disolución de rocas” o “movimientos geológicos” y deslinda la oquedad a la sobreexplotación de industrias del agua subterráneas en la zona.

La opinión de Conagua difundida en julio de este año y basada en el estudio mencionado, generó una serie de reacciones de especialistas, que ponían en entredicho esa conclusión y se está a la espera del estudio contratado por el gobierno de Puebla, con el Instituto Politécnico Nacional.

Lo que es un hecho es que la zona sufre desde años de una gran presión sobre los bienes naturales, una vez que la expansión urbana–industrial se asentó en el valle de Puebla, a partir de la creación de infraestructura y la “disponibilidad” de recursos en manos de campesinos y comuneros. Bajo el cobijo y al amparo de las políticas públicas y las dinámicas de acumulación capitalistas, los recursos en posesión de ejidatarios y comuneros fueron arrebatados mediante diversos mecanismos de despojo y /o “cedidos” por el bien común, acorde a los programas y proyectos de desarrollo.

- Anuncio -

En el caso del agua, ha prevalecido la contradicción expresada en el abastecimiento de agua para las ciudades y la ampliación industrial y de la urbanización frente a la falta de infraestructura para abastecer a las comunidades, que generalmente deben organizarse y presionar mediante acciones colectivas para obtener a cuenta gotas el agua para sus comunidades y sus actividades.

Además, en la medida en que se han ido agotando las fuentes locales de las que dependía la parte urbana más consolidada, se han perforado nuevos pozos ante el incremento de la demanda en municipios vecinos a Puebla, lo que ha implicado una serie de conflictos por el agua ante lo que las comunidades consideran un despojo.

Una información relevante que ha generado Conagua es la disponibilidad de agua por acuífero. En el caso de Puebla, rescatamos los informes de los acuíferos: a) 2101 Valle de Tecamachalco; b) 2102 Libres–Oriental; c) 2103 Atlixco–Izúcar de Matamoros; d) 2104 Valle de Puebla; e) 2105 Valle de Tehuacán y f) 2106 Ixcaquixtla. Los acuíferos mencionados pertenecen al Consejo de Cuenca del Río Balsas decretado el 26 de marzo de 1999.

Elaborados por la Subdirección General Técnica, Gerencia de Aguas Subterráneas, los documentos titulados: Actualización de la Disponibilidad media anual por acuífero, con fecha diciembre de 2020, actualiza la disponibilidad a partir de las siguientes variables: DMA Disponibilidad Media Anual de Agua Subterránea.  (Cifras en hectómetros cúbicos anuales);  DNC descarga Natural Comprometida; Recarga Media Anual y VEAS Volumen de Extracción de Aguas Subterráneas.

A su vez, dichas variables dependen de otras, que son explicadas en los documentos referidos y disponible en internet en la página de Conagua.   (https://sigagis.conagua.gob.mx/gas1/sections/Edos/puebla/puebla.html)

Se explica en el material consultado que para el cálculo de la disponibilidad de aguas subterráneas, se aplica el procedimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-011-CONAGUA-2015, Conservación del recurso agua, que establece las especificaciones y el método para determinar la disponibilidad media anual de las aguas nacionales; en su fracción relativa a las aguas subterráneas.

La disponibilidad se determina por medio de la fórmula siguiente:

DISPONIBILIDAD MEDIA

ANUAL DE AGUA DEL

SUBSUELO EN UN

ACUÍFERO

(DMA) =

   RECARGA

TOTAL

= MEDIA

ANUAL

(R)

   DESCARGA

NATURAL

-COMPROMETIDA

 

–(DNC)

   EXTRACCIÓN DE     AGUAS

-SUBTERRÁNEAS

 

–(VEAS)

En el caso del Acuífero del Valle de Puebla, conformado geopolíticamente por los municipios de Calpan, Chiautzingo, Coronango, Cuautlancingo, Domingo Arenas, Huejotzingo, Juan C. Bonilla, Nealtican, San Andrés Cholula, San Felipe Teotlalcingo, San Gregorio Atzompa, San Jerónimo Tecuanipan, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, San Miguel Xoxtla, San Nicolás de los Ranchos, San Pedro Cholula, San Salvador El Verde, Tlahuapan y Tlaltenango; parcialmente los municipios Amozoc, Cuautinchan, Ocoyucan, Puebla, Santa Isabel Cholula y Tianguismanalco.

El análisis de disponibilidad concluye que:

DMA = R – DNC – VEAS

DMA = 360.7 – 61.2 – 278.832300

DMA = 20.667700 hm3 /año.

Mencionando que el resultado indica que existe un volumen disponible 20,667,700 m3 anuales para otorgar nuevas concesiones en este acuífero.

Con base en esta actualización las concesiones se justifican, quizás eso explica el documento difundido como opinión de la Conagua, en julio pasado, negando implícitamente la sobreexplotación del agua en la zona del socavón y donde pobladores de Santa María Zacatepec, junta auxiliar del municipio de J.C. Bonilla han clausurado las instalaciones de la embotelladora Bonafont, justificando su acción en la sobreexplotación del recurso hídrico y las afectaciones para la comunidad al secarse sus pozos artesanales.

Para el caso de Puebla y los seis acuíferos mencionados y pertenecientes a la región del Balsas, salvo el de Tecamachalco, en los otros cinco los estudios ofrecen como resultados la existencia de disponibilidad hídrica para nuevas concesiones, como se registra en el cuadro adjunto.

Diversos escenarios se podrán desprender cuando se den a conocer los estudios pendientes sobre las causas del socavón, incluso podrían cuestionar de manera indirecta los estudios sobre actualización de disponibilidad en el acuífero del valle de Puebla.

2101 Valle de Tecamachalco2102 Libres – Oriental2103 Atlixco – Izúcar de Matamoros2104 Valle de Puebla2105 Valle de Tehuacán2106 Ixcaquixtla
DMA = 157.1 – 0.0 – 220.331150

 

DMA =

–63,231,150

hm3 /año

DMA = 179.3 – 20.0 – 157.296480

 

DMA = 2.003520

hm3/año.

DMA = 244.3 – 83.9 – 122.520608

 

DMA = –37.879392 hm3 /año.

 

DMA = 360.7 – 61.2 – 278.832300

 

DMA = 20.667700 hm3 /año.

DMA = 246.9 – 81.9 – 136.801180

 

DMA = 28.198820 hm3/año.

DMA = 110.3 – 1.3 – 70.582030

 

DMA = 38.417970 hm3/año.

No existe volumen disponible para otorgar nuevas concesiones

 

Existe volumen disponible de 2,003,520 m3 anuales para nuevas concesionesExiste volumen disponible de 37,879,392 m3/año para nuevas concesionesExiste un volumen disponible 20,667,700 m3/año para nuevas concesionesExiste un volumen disponible 28,198,820 m3/año para nuevas concesionesExiste un volumen disponible 38,417,970 m3/anuales para nuevas concesiones

Fuente: Con base en información de Conagua.

Este medio informativo solicitó vía transparencia el “Estudio Técnico sobre las Condiciones Geohidrológicas en la zona del socavón elaborado por la Dirección General del Organismo de Cuenca Balsas”, análisis en el que Conagua atribuye el hundimiento de la tierra a “causas naturales de disolución de rocas” o “movimientos geológicos” y deslinda la oquedad a la sobreexplotación de industrias del agua subterráneas en la zona y que entregó al gobierno estatal en julio pasado.

Reconoce Conagua en su respuesta que la opinión difundida en el mes de julio fue información sin sustento suficiente y completamente preliminar y que a la fecha se estaría realizando una serie de estudios que están en proceso.

Lo anterior no justificaría la reserva de información por cinco años, más cuando hay un conflicto en la zona por la extracción del agua de la embotelladora Bonafont, ante las necesidades de la población y la disminución de los niveles de agua, que ha secado los pozos artesanales.

La información podría contribuir a valorar las políticas públicas que durante décadas fomentaron el establecimiento de empresas y la expansión de las urbanizaciones, que hoy se mantienen y que constituyen una presión sobre el acuífero del valle de Puebla.

Si bien los análisis y estudios están en proceso, cinco años de reserva de información parece un contrasentido cuando la zona está inmersa en una disputa por el agua que pone en entredicho la disponibilidad del acuífero para seguir siendo explotado.

- Anuncio -

Ultimas

Cabildo autoriza al edil Eduardo Rivera solicitar al gobierno estatal 14.8 mdp para obra pública

El Cabildo capitalino autorizó al edil Eduardo Rivera Pérez solicitar al gobierno del estado apoyo financiero de “recursos no...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -