Con bloqueos, dueños y trabajadores de gimnasios afiliados a Canagym exigieron apoyos

Dueños, trabajadores y usuarios de establecimientos afiliados a la Cámara Nacional de Gimnasios y Centros Deportivos (Canagym) en Puebla realizaron cinco bloqueos para exigir “piso parejo” para negocios formales y comerciantes informales.

A  las 14:30 horas de ayer, en algunos casos un poco más tarde, los manifestantes se apostaron en el Periférico Ecológico, Bulevar 5 de Mayo, 11 sur, Bulevar Atlixco, 31 poniente y Forjadores.

En este último punto, los participantes atravesaron camionetas y coches e instalaron un equipo de sonido, para posteriormente realizar una clase de zumba, mientras el tráfico permanecía detenido en ambos sentidos, a la altura del centro comercial Cruz del Sur.


En tanto algunos desarrollaban su rutina de ejercicio, acompañada de música cumbia y electrónica, unidades de transporte público y automovilistas esperaban poder circular.

Al mismo tiempo, otros afectados mostraban una lona en la que se leía “Si no abrimos nuestra gente muerte de hambre. ¡Ya basta! No podemos seguir por meses sin trabajo ni dinero, esta situación debe cambiar”.

Hubo algunos momentos de tensión, como cuando un motociclista y un manifestante se empujaron, ya que al primero insistía en pasar, lo cual finalmente logró.

Aunque también algunos conductores se bajaron para conocer por qué estaba bloqueada la circulación y tras recibir respuesta, apoyaron a los quejosos.

Sergio Angelo Ávila, presidente de la Canagym, reiteró que no buscan una apertura inmediata porque están conscientes de que la situación de salud por Covid-19 en el estado de Puebla es delicada.

Lo que pretenden, indicó, es tener ayuda de los gobiernos para trabajadores del sector que representa, el cual genera 10 mil empleos directos en esta entidad y 40 mil indirectos.

“Lo que pedimos es apoyo para todas las personas que quedaron desempleadas, que quedaron en el desamparo, que no han podido encontrar otro trabajo porque no hay dónde, no hay otra industria que esté laborando”.

Abundó que también buscan que se reforme el Código Civil del Estado de Puebla porque los arrendatarios tienen a los gimnasios prácticamente en la calle, ya que no pueden pagar cantidades que van de los 50 mil a los 300 mil pesos al mes y la realidad es que no podrán hacerlo en breve.

Dijo que de esta forma se podrían suspender un tiempo más los pagos del arrendamiento, en tanto no termine la epidemia.

Angelo Ávila indicó, por otra parte, que continúan preparando personal, con la asesoría de médicos del deporte, fisioterapeutas y nutriólogos, para ayudar en la rehabilitación pulmonar de personas que padecieron Covid-19.