Se reparten la Comisión Organizadora del PAN Genoveva Huerta, Rafael Micalco y Pablo Rodríguez

El PAN nacional optó por los equilibrios a la hora de conformar la Comisión Organizadora Electoral que supervisará y calificará los procesos de selección de candidatos a alcaldes y diputados locales en Puebla, pues ningún grupo político lleva mano en la integración.

La presidencia se cedió a Denisse Amanda Machorro Garzón, afín al exsecretario de Competitividad Pablo Rodríguez Regordosa, mientras las dos posiciones restantes se entregaron a Mario Vázquez Cantú y Carolina del Carmen Cabrera Miguel, quienes son cercanos a la presidente estatal, Genoveva Huerta Villegas, y al exdiputado Rafael Micalco Méndez, respectivamente.

Aunque Huerta, Micalco y Rodríguez son liderazgos independientes, los dos primeros formaron una alianza en 2019 para quedarse con el 68 por ciento de las posiciones del Consejo Estatal.


Según el acuerdo de nombramiento, la Comisión Organizadora Electoral Estatal de Puebla inició funciones el 29 de septiembre pasado y sus integrantes se mantendrán en esos cargos hasta el 31 de agosto de 2023.

Fernando López Rojas, quien aspiró a formar parte de ese órgano intrapartidista, avaló la conformación al considerar que es prueba de que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN será un árbitro imparcial en el proceso electoral local que iniciará en noviembre.

Asimismo, dijo que la participación de Machorro Garzón, Vázquez Cantú y Cabrera Miguel servirá de cimiento al PAN poblano para alcanzar un “gran acuerdo” de cara al proceso comicial.

“Quitan la animosidad a muchos grupos que aseguraban que Genoveva Huerta quería tomar la totalidad del proceso a su favor”, agregó el ex director General de Tenencia de la Tierra en entrevista con La Jornada de Oriente.

De paso, consideró que existen las condiciones para que el partido lleve a cabo el proceso de selección de candidatos bajo cualquiera de las modalidades que consideren los estatutos, incluidos los centros de votación y las asambleas, los cuales pueden llevarse a cabo siguiendo las recomendaciones sanitarias emitidas por la pandemia de coronavirus (Covid-19).