Martes, mayo 11, 2021

Colisión Covid-19 e Influenza, 2020

Destacadas

Pese a veda, “Bulnes Arquitectos” perfora pozo profundo para dotar de agua a la lujosa torre en espiral de Vía Atlixcáyotl

A pesar de la veda que existe por parte de la Conagua, el desarrollo inmobiliario “Bulnes Arquitectos”, que construye...

Segundo atraso del IEE en aprobar listas de candidatos rezaga inicios de campaña en Morena

Por segunda ocasión en menos de una semana, el Instituto Electoral del Estado (IEE) retrasó la aprobación de la...

Ha ocurrido un intento de linchamiento cada 3 días en Puebla durante 2021

En promedio cada tres días ocurrió un intento de linchamiento en Puebla durante el primer cuatrimestre del año, eventos...

No soy afecto al cine de Hollywood y si bien no pude ver completa una película llamada “La tormenta perfecta”, más por cansancio que por las características filmográficas, recuerdo en primer lugar que se basó en una serie de hechos reales cuando, en la década de los 90, si mal no recuerdo, se formaron dos tormentas de características contrarias pues una era de origen frío y otra cálida, que generó una fusión atmosférica que daría lugar a una especie de súper tormenta. No puedo expresar las características de la película pero sí sé que tuvo un final catastrófico que no solamente alcanzó a los protagonistas de un barco pesquero del nororiente de estados Unidos, en quienes se desarrolla la historia, sino a muchos otros navíos que fueron sorprendidos por este fenómeno de un carácter indescriptible en un momento en el que con la alta tecnología satelital, no se previó lo que iba a suceder.

     En este momento, a nivel mundial, agazapados metafóricamente frente a un microbio que surgió misteriosamente al otro lado del mundo y que nos tiene en condiciones críticas desde el punto de vista social, político, económico y sanitario, puedo presentir con verdadero espanto, que se nos viene una especie de tormenta perfecta desde el punto de vista de la salud pública, cuando iniciará entre los meses de septiembre y octubre, la temporada de influenza.

     Las consecuencias en el momento en el que estas dos enfermedades virales confluyan serán de un carácter verdaderamente aterrador y si bien esta especie de predicción puede ser totalmente errónea, me quita el sueño en una forma literal.

- Anuncio -

     El índice de vacunación para la influenza  es bajo. Hablamos de un 45% a 50% en Estados Unidos. Por alguna razón en México la gente es reaccionaria a vacunarse por la falsa idea de que ésta vacuna puede generar influenza, condición totalmente falsa  pues su elaboración no se lleva a cabo con virus vivos sino con fracciones o partes del virus que hacen literalmente imposible la generación de infección.

     El problema mayor en la influenza es que hablamos de un virus que sufre cada año mutaciones, lo que obliga a la vacunación anual, que protege contra el microbio que circuló el año pasado y no al del presente; sin embargo se ha descrito un fenómeno denominado “inmunidad cruzada” en el que, si bien no se encuentra uno totalmente inmunizado, se ha demostrado que existe un menor riesgo de enfermar.

     El incremento de enfermedad respiratoria en otoño e invierno, con una circulación del virus de la influenza desde el 2009, la propagación del virus SARS-CoV-2 y nuestros malos hábitos están generando la alta probabilidad de tener que enfrentarnos a un problema médico de un carácter grave, previsible, con altos niveles de morbilidad y mortalidad que se redondea con la imposibilidad de controlarse en una forma fácil, si tomamos en cuenta que no podemos dejar de respirar ni podemos dejar de reunirnos como parte de nuestros hábitos y costumbres cotidianos.

     Hasta ahora no existe una vacunación para COVID-19, pero resulta urgente ya ir comenzando a impulsar campañas orientadas a la vacunación masiva contra el virus de la influenza, pues vamos a tener el equivalente a lo señalado al principio de este documento y que es muy similar a la “tormenta perfecta”, que definitivamente será catastrófico y por lo mismo, literalmente aterrador.

     Por otro lado, no sabemos en qué medida pudiese darse una coincidencia de infección por ambos virus, lo que convierte a este fenómeno en algo aún más temible.

     Hasta este momento la oferta hospitalaria para pacientes que tienen COVID-19 ha sido suficiente, pero esto nos rebasaría con suma facilidad si se le agregasen casos de influenza, con su respectiva carga de mortalidad. Ahora más que nunca es importante plantear un uso generalizado de las vacunas por medio de una muy importante promoción de la vacunación, en este caso, de la influenza. Es urgente romper el mito de que la vacuna es mala y empezar la difusión de estos dos problemas de salud que van a confluir en una forma inexorable e inclemente.

Comentarios: [email protected]

- Anuncio -

Ultimas

00:01:12

De mediana a alta la afluencia de comensales en restaurantes del Centro Histórico por 10 de mayo

De mediana a alta es la afluencia de comensales en los restaurantes del Centro Histórico para celebrar el 10...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -