Habrá plantón hasta que se legisle aborto: feministas; no es tema prioritario, responde el Congreso

Al cierre del segundo día de la toma del Congreso de Puebla, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla, desairó a los colectivos feministas, que se mantienen apostados en el inmueble en espera de un diálogo con él para plantearle de forma directa su demanda de legalizar la suspensión del embarazo dentro de las 12 semanas de gestación.

La respuesta oficial del Poder Legislativo a la demanda de las activistas provino de la presidente de la mesa directiva, Nora Merino Escamilla, quien aclaró en una conferencia de medios virtual que la despenalización del aborto no es prioridad para el Congreso, por lo que no se ha puesto fecha a la discusión formal las iniciativas que se han acumulado sobre el tema.

De paso, acusó a las participantes del plantón de “radicalizar” y “restar legitimidad” al movimiento por la defensa de los derechos de las mujeres con acciones que, a su parecer, polarizan a la sociedad.


En tanto, Gabriel Biestro optó por hablar del tema con un medio de comunicación nacional, donde descartó las acusaciones que realizaron los colectivos de haberles impedido una reunión con la alcalde de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, la noche del martes, ordenando el cierre de las puertas del palacio legislativo, con el fin de que no ingresara la munícipe.

Exigen aborto gratuito como el que se brinda en la CDMX  

El objetivo de las activistas es que el Congreso retire del Código Penal local la sanción de seis meses a un año de cárcel que contempla contra la mujer que interrumpa un embarazo y reforme la Ley Estatal de Salud para que los hospitales públicos brinden ese servicio de manera gratuita, como sucede en la Ciudad de México desde 2007.

Desde que se instalaron en la sede del Congreso poco después de las cuatro de la tarde del martes anterior, hasta el cierre de esta edición, solo la diputada de Morena Estefanía Rodríguez Sandoval se presentó con las inconformes para solidarizarse con su lucha.

En tanto, los diputados Rocío García Olmedo del PRI y el sin partido Rodolfo Huerta Espinosa se pronunciaron a favor de la legalización del aborto en redes sociales. La primera, además, demandó garantías de seguridad para las inconformes y que no se les reprima.

Estamos cansadas del machismo en el poder, expresan las inconformes

A las 11 horas del día dos de la toma, las feministas salieron a los balcones del recinto legislativo, que se ubica a una calle de Catedral de la capital del estado, para dar lectura a un pronunciamiento.

“Denunciamos que el día de ayer nos encerraron en el Congreso, las puertas principales fueron selladas y el personal de seguridad tenía la indicación precisa de no dejar entrar a nadie. Cuando llegó la presidente Claudia Rivera Vivanco, también le fue negado el acceso”, manifestó la oradora, quien mantuvo el rostro cubierto con un rebozo, de la misma forma que el resto de sus compañeras.

En ese sentido, demandó a Gabriel Biestro presentarse en el palacio legislativo para instalar una mesa de diálogo, la cual fue solicitada desde el inicio de la movilización.

Asimismo, expuso que los colectivos decidieron la toma del Congreso por la negligencia con la que respondió el Poder Legislativo en el pasado, ante su demanda que busca otorgar a la mujer el derecho a decidir libremente sobre su cuerpo y su maternidad.

“Estamos hartas, estamos cansadas de que nuestra voz no sea escuchada, estamos cansadas de que el machismo en el poder prefiera defender sus intereses políticos a costa de nuestros derechos”, reprobó.

Simpatizantes del FNF se apersonan y tensan el ambiente en el plantón

Minutos antes de que los colectivos fijaran postura sobre la respuesta de los legisladores, comenzaron a arribar a las inmediaciones del Congreso, grupos afines al Frente Nacional por la Familia (FNF), portando pañuelos azul celeste que identifica a su movimiento de derecha, contrario a la despenalización.

La presencia de los simpatizantes del FNF tensó el ambiente, ya que semanas atrás declararon la “guerra” contra todos aquellos que defienden la interrupción del embarazo, en una pinta frente al Poder Legislativo.

“Exigimos garantías para nuestra seguridad, ya que estos grupos tienen un lenguaje que incita al odio (…) que solo deja ver que son grupos antiderechos y no próvidas”, manifestó la Coordinadora Feminista de Puebla, participante del plantón, en su cuenta oficial de Facebook.

Aunque una de las integrantes del FNF anunció que se retiraría del lugar, con el resto de sus compañeros, para no caer en provocaciones, otro pintó sobre el pavimento, a escasos metros de las casas de campaña que habitan las feministas, “Aborto = Muerte”.