Cinco años de impunidad: Rubén y sus cuatro amigas

El viernes 31 de julio se cumplieron cinco años que asesinaron al fotógrafo Rubén Espinosa; la activista, Nadia Vera; la colombiana, Mile Virginia Martín; la maquillista, Yesenia Quiroz, y la trabajadora, Alejandra Negrete.

Ello ocurrió en la calle Luz Saviñón, número 1909, departamento 401, en la colonia Narvarte. Sitio muy concurrido y donde existen cámaras de video en diversos lugares. Empero, desde entonces, lejos de haber una investigación seria y profesional, lo que privó, sobre todo en la administración del siempre errático Miguel Ángel Mancera y sus dos procuradores: Rodolfo Ríos y Edmundo Garrido,  fue la especulación, las pruebas incompletas, la desaparición de objetos importantes y  hasta la imprecisión del ADN de una mancha de sangre que no corresponde ni a Rubén ni a tres de los supuestos implicados en esta terrible matanza: Abraham Torres Tranquilino (sentenciado a 315 años de cárcel) y los que todavía continúan bajo proceso judicial: Daniel Pacheco Gutiérrez y César Omar Martínez.

Se esperaba que en  la nueva  administración de Claudia Sheinbaum, y con  el nombramiento en la Fiscalía capitalina  de Ernestina Godoy, las investigaciones se agilizarían y traerían los resultados deseados: saber quiénes mataron con tanta saña  a este quinteto, en el cual estaban dos activista contrarios al entonces gobernador de Veracruz  (hoy preso por varios delitos), Javier Duarte, Nadia Vera y Rubén Espinosa, los cuales se vinieron al entonces Distrito Federal para evitar represalias contra su trabajo.


El subdirector regional de Artículo 19 y encargado del asunto, Leopoldo Maldonado, señala que la Procuraduría no ha aclarado convenientemente el origen y la operación de las empresas de seguridad privadas de Arturo Bermúdez, quien era además secretario de Seguridad en Veracruz.

Este individuo fue acusado de infinidad de tropelías contra la sociedad y de estar ligado a grupos delincuenciales. Nada ha sucedido al respecto.

Tampoco se ha indagado a fondo a grupos del narcotráfico, los cuales están involucrados en el rapto de personas. Lejos de ello, en los medios se trató de criminalizar a Mile Virginia, por el hecho de ser colombiana, algo que la familia de la joven dejó en claro que era inmoral e imprudente.

El nuevo encargado del caso, José Luis Quiroz, prometió iniciar de cero las pesquisas y dar información seria, puntual y a fondo a los parientes de las víctimas, pero a no obstante que ya hay 21 tomos acerca del multiasesinato y sigue creciendo el tamaño de lo averiguado, “no ha habido un avance significativo en el acceso a la justicia”, al decir de Leopoldo Maldonado (Proceso, número 2282).

Por lo tanto, el sábado 1 de agosto, a las 13 horas, en el café Tenxocotl, junto al reloj chino y cerca de la secretaría de Gobernación, se abrirá la plataforma: Cartas a Rubén, que forma parte de la exposición itinerante del fotógrafo; hablarán sus familiares, hará un performance, Judith Colibrí; cantará la hiphopera, Ximbo, y comentarán los periodistas: Leopoldo Maldonado y Jorge Meléndez. Los esperamos en las redes.

[email protected]

@jamelendez44