Cesan a 2 funcionarios de la delegación del IMSS por actos de corrupción

Por supuestamente estar inmiscuidos en la venta de plazas, en un desfalco en el área de Abastos y por mantener en la nómina a “aviadores”, fueron rescindidos de la Delegación del IMSS en Puebla, Claudette Hannan Zehenny, titular de la Jefatura de Servicios de Personal, y Héctor Iván Falcón Hawley, jefe de personal.

La información fue confirmada por trabajadores de la dependencia, quienes además expusieron que estos ex funcionarios fueron citados por la Contraloría de la Federación, pues existe por el momento un faltante de 13 millones de pesos.

Anteriormente, Hanan Zehenny fue titular de la Coordinación de Atención y Orientación al Derechohabiente del IMSS Puebla, y en 2010 fue directora de Bienes Patrimoniales del ayuntamiento de Puebla, durante la gestión de Blanca Alcalá.


Mientras que de los antecedentes de Falcón Hawley poco se sabe, sólo existe la referencia de que es militar de carrera y trabajó antes de ingresar al instituto, en la Procuraduría General de la República. Incluso a él se le atribuye la contratación de ex milicianos como guardaespaldas del ex líder sindical Ramón García Jiménez.

A ambos ex funcionarios se les acusó de mantener en la nómina, por más de tres años, a una ex asesora de la Delegación, sin que se revelara el nombre de la beneficiada.

Refirieron que la información circuló este viernes, tras la notable presencia de un notario público en las oficinas del instituto en Puebla y de autoridades judiciales, quienes colocaron sellos de clausura en los cubículos de Hannan y Hawley.

Hasta el momento la delegación no ha emitido ningún comunicado al respecto para fijar una postura.

La salida de ambos ex funcionarios se dio a unos días de la renuncia de Francisco Fraile, como delegado del IMSS en Puebla.

Desde entonces, Juan Carlos Gali Montiel, primo del presidente electo de Puebla Antonio Gali, fue nombrado encargado de despacho de la Delegación hasta el nombramiento de su nuevo titular.

Personal de esta misma dependencia también informó que hace casi un mes se efectuó una auditoría a la gestión de Fraile García, a propósito de la entrega–recepción del cargo.

De esa revisión a las finanzas del IMSS, Fraile García fue acusado de un supuesto desfalco millonario en el almacén de medicamentos, por lo que también compareció ante la Contraloría Federal, sin que se le comprobara su participación.

Sin embargo, las investigaciones siguen su curso, por lo que no se descarta que en los próximos días otros empleados de la Delegación del IMSS sean llamados para declarar ante el órgano de fiscalización.

Hace unos días Fraile García se deslindó del presunto desfalco y dijo que el faltante de fármacos “es asunto” del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social.

Expuso que la institución paga en tiempo y forma el salario a los trabajadores y las retenciones por concepto de las cuotas sindicales –que ascienden a 1.5 millones de pesos mensuales–, que se transfieren de manera oportuna a la agrupación.

Tampoco se conoce a cuánto asciende el presunto desfalco que habrían originado anteriores dirigentes sindicales de la sección 1 del SNTSS.