Detectan ocho casos de pornografía infantil durante el confinamiento en Puebla

Es Imagen

Por lo menos ocho casos de pornografía infantil, detectó la asociación civil “Ya Basta Puebla” durante el confinamiento por la epidemia de coronavirus en la entidad.

Las víctimas fueron contactadas mientras se conectaron a internet para tomar clases en línea y los casos ya fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE), de acuerdo con María de Lourdes Flores Vivanco, quien es abogada de la agrupación.

En una conferencia de prensa que los integrantes de la organización ofrecieron afuera de las instalaciones de la FGE que se encuentran en la calle 10 Oriente y el Bulevar 5 de Mayo, indicaron que también han recibido denuncias de abuso sexual y, aunque no especificaron el número, comentaron que son pocas pues las familias temen a denunciar esos delitos.


En su intervención, Flores Vivanco refirió que los reportes de pornografía infantil corresponden a niños que viven en la capital del estado, los cuales, al navegar por internet por sus clases en línea, fueron contactados por “depredadores”, como llamó a los presuntos delincuentes, para que les compartieran imágenes con contenido sexual.

Los padres de los menores se percataron de que sus hijos estaban siendo enrolados en redes de pornografía y solicitaron ayuda a la agrupación, la cual les otorgó acompañamiento jurídico a fin de denunciar los hechos ante la FGE.

Sin embargo, Gabriela Aguilar Murillo, quien es directora de la asociación indicó que es difícil que las personas en Puebla denuncien abusos a menores, particularmente los de tipo sexual, esto, ante prejuicios morales pues en la mayoría de los casos, los abusadores son familiares, como padres, hermanos, tíos o abuelos.

Señaló que, de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo e Económico (OCDE), México ocupa el primer lugar en el mundo con más casos de abuso sexual infantil, mientras que, Puebla se sitúa en la tercera posición en el país, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En ese sentido, alertó que el riesgo de que un menor de edad sufra abuso sexual o sea víctima de pornografía, aumenta con el confinamiento por la epidemia de coronavirus, pues los niños permanecen más tiempo en sus hogares, en convivencia con todos los integrantes de su familia.

Por otra parte, los infantes o adolescentes están expuestos a todo tipo de contenido en internet, ya que no hay filtros efectivos para evitar que naveguen por sitios no legales o que por redes sociales sean contactados por delincuentes.

La Policía Cibernética de la FGE ha realizado una labor adecuada y ha mostrado colaboración con la agrupación, según comentó; sin embargo, es necesario que se realice un trabajo más arduo de prevención.

Como una muestra de las agresiones en el interior de las familias, comentó que entre enero y agosto de este año, la FGE registró 6 mil 254 denuncias por violencia familiar, cifra que representa 79 casos más que las registradas en el mismo periodo pero del año pasado.

Ante el panorama descrito y en el marco del Día Internacional de Prevención del Abuso Sexual, la activista hizo un llamado a los padres de familia para que pongan énfasis en la revisión de las actividades de sus hijos, particularmente, en los sitios que visitan en internet.