Tras intervención de Gobernación, Carpe Textiles aceptó pagar a 30 trabajadores despedidos

Es Imagen

Finalmente Carpe Textiles aceptó pagar alrededor de siete millones de pesos a 30 personas que despidió injustificadamente, confirmó el asesor jurídico de los ex trabajadores, Gerardo López.

Durante una reunión en la secretaría de Gobernación estatal, la empresa acordó liquidar conforme a la ley a una fracción de ex colaboradores, algunos de los cuales protestaron el lunes de la presente semana, con el objetivo de hacer valer sus derechos laborales.

La fábrica que se encuentra ubicada en la Diagonal Defensores de la República, en la ciudad de Puebla, con motivo de la pandemia de Covid–19, dio de baja a 80 personas en marzo pasado, a las cuales se negó a entregarles lo correspondiente hasta por 15 años laborados y en cambio las exhortó a emprender juicios laborales.


Sin embargo, solo una treintena de ellos decidieron seguir adelante con las demandas; el resto desistió.

Previamente, en el año 2019, Carpe Textiles, propiedad del empresario José Haces Calvo, también realizó un recorte de personal y 11 empleados fueron despedidos.

El arreglo entre ambas partes se logró el miércoles por la tarde, de acuerdo a lo que confirmó el abogado de los afectos.

“Al principio (había resistencia de la empresa), ya en Gobernación ya se mostraron más colaborativos”, comentó Gerardo López.

Los afectados ya habían sido asesorados por la Confederación de Trabajadores de México (CTM), sin embargo, el nuevo asesor jurídico acusó que el abogado de la central obrera incurrió en omisiones que retardaron la resolución del problema.

Por ejemplo, no informó a los ex colaboradores de las audiencias a las que tenían que asistir, por lo que estos sospechan que actuó así para favorecer a la parte patronal.

Carpe Textiles ha dado de baja a 130 trabajadores, debido a la afectación económica que se generó en el país por la emergencia sanitaria, indicó Carlos Couttolenc López, presidente de la Cámara de la Industria Textil (Citex) PueblaTlaxcala.

“Probablemente tuvo que reducir su personal por la situación que está atravesando. La industria textil está trabajando muy poco aparte de ella, para el sector salud, ellos trabajan una parte su planta para el sector salud, pero no pudo soportar el continuar las operaciones con esta carga laboral”, defendió el dirigente.

Aunque dijo tener conocimiento de que el personal recibió su liquidación al 100 por ciento, una parte de los afectados bloquearon en esta semana un carril de la Diagonal Defensores de la República e impidieron el acceso a la empresa, debido a que no se les había indemnizado.