Caravana de Madres de Migrantes denuncia que hay 120 mil desaparecidos en zonas controladas por el narco

Desde hace 15 años, madres de migrantes desaparecidos recorren México para buscar a sus hijos. Este sábado, la caravana arribó al zócalo de Puebla para exigir justicia y denunciar que no han dado con el paradero de 120 mil centroamericanos que fueron vistos por última vez en zonas controladas por el crimen organizado.

La Caravana está conformada por 40 madres de migrantes y en los últimos años ha localizado a 315 personas, algunos con vida.

Al contingente también se integró la organización Pro-Búsqueda de El Salvador, dedicada a localizar menores sustraídos de sus familias en el conflicto armado de su país en los años 60 y 70 del siglo pasado, los cuales estarían en México.


Con fotos de sus hijos desaparecidos colgadas en sus cuellos, las mujeres dijeron que no descansarán hasta saber el paradero de sus hijos.

Las madres caminaron del albergue a Paseo Bravo y posteriormente al zócalo de Puebla, para visibilizar la desaparición de los migrantes en su camino al norte del país.

En entrevista, externaron su miedo porque sus hijos hayan sido víctimas de la trata de personas, violaciones u homicidios.

A pesar de la violación a sus derechos, acusaron que las autoridades mexicanas no han realizado ninguna política para dar con la ubicación de sus familiares.

Durante el recorrido, las mujeres lanzaron varias consignas, entre ellas, “Hijo escucha, tu madre está en la lucha”, “Únete que tu hijo puede ser”, “Venimos buscando a nuestros hijos porque los amamos sólo pedimos justicia”, y “Porque vivos vinieron y vimos los queremos”.

Provenientes de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, la Caravana llegó al albergue de “Nuestra Señora de la Asunción” en la colonia Aquiles Serdán, y fue recibida por el sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate.

En el templo católico efectuaron oraciones para dar con el paradero de sus hijos. También recibieron comida y servicios básicos por parte de los feligreses y personal de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla.

El pasado 29 de noviembre, la Caravana de Madres de Desaparecidos estuvo en la Ciudad de México, donde marchó y presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para dar con el paradero de sus hijos.

También se reunieron con el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación federal (Segob), Alejandro Encinas, para presentar nuevas denuncias y conocer el avance de las indagatorias.

Al cierre de año, las mujeres visitarán 13 estados del país. El 3 de diciembre cierra su periplo en el estado de Tabasco.