Canirac solicita al gobierno estatal autorice la realización de banquetes con asistencia máxima de 80 personas

Es Imagen

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) entregó a Protección Civil del estado un protocolo para que se permita a los organizadores de banquetes llevar a cabo reuniones con un máximo de 80 personas.  

La dirigente de la agrupación, Olga Méndez Juárez, informó que el documento también se lo harán llegar a las secretarías de Economía y de Gobernación estatal, así como a la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (DPRIS).  

Comentó que hay una logística que abarca desde el momento que se recibe la mercancía hasta que se desmontan.


“De por sí hay muchos eventos clandestinos que no tienen los protocolos, en las casas no tienen los protocolos y que mejor que hagamos las cosas y las hagamos de la mejor forma”, declaró en entrevista en el inicio del Buen Fin. 

La presidente argumentó que las personas que se dedican a la realización de banquetes tienen urgente necesidad de reactivarse.

Cabe mencionar que los salones y jardines de fiestas, donde tienen su principal mercado, llevan ocho meses cerrados por la epidemia de Covid-19.

Por otra parte, Olga Méndez indicó que por los festejos navideños y de fin de año, sus ventas podrían repuntar, aunque todavía no tiene la estimación.

Comentó que las empresas han comenzado a solicitarles cotizaciones de paquetes para celebrar con sus empleados.

La representante de los restauranteros comentó que los precios que manejarán serán los mismos del año pasado y en algunos establecimientos se les agregarán bebidas no alcohólicas ilimitadas o algún otro beneficio.

“En ocasiones se les da un plus. Todo mundo nos queremos comer el mercado de las empresas que quieren reconocer y festejar a sus colaboradores y en ese aspecto yo creo que estaremos dando más que estar subiendo los precios”.

Por otra parte, informó que con el decreto que emitió el vienes pasado el gobernador Luis Miguel Barbosa, ya que quedan definidos los horarios  de operación del sector restaurantero, lo que les evitará confusiones con los gobiernos municipales.

En el documento se especificó que el aforo máximo dentro de los establecimientos será de 30 por ciento y no de 33.

La venta de bebidas alcohólicas se fijó como máximo a las 10 de la noche y el cierre a las 11, de lunes a sábado, y los domingos a las 18 horas.

En tanto que el cierre de los restaurantes se mantiene a más tardar a las 23:00 horas, de lunes a sábado; los domingos deben bajar las cortinas a las 7 de la noche.

Estos últimos horarios también aplican para negocios con menos de 15 empleados, como loncherías, cocinas económicas, torterías y taquerías.