Martes, agosto 16, 2022
- Anuncio -

Candil de la calle, oscuridad de México

- Anuncio -

Relacionadas

Policía de Apizaco frustra violento intento de robo

Gracias a los recorridos de vigilancia, la policía de Apizaco detuvo a un masculino y a una femenina, luego...

Güeros de verdad y no güeros de rancho

Hace apenas quince días las autoridades de la Comune di Segusino, municipio italiano de la provincia de Treviso en...

Prepara SEPE–USET el “Plan y Programas de Estudio de Educación Básica 2022”

Encabezados por el titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) y de la Unidad de Servicios...

Destacadas

Estación migratoria de Puebla es “torturante”, advierten IDHIE y Servicio Jesuita a Migrantes

El Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria SJ (IDHIE) y el Servicio Jesuita a Migrantes México (SJM) denunciaron que...

15% de las viviendas en la capital de Puebla se encuentran deshabitadas: Assenet Lavalle

De las 450 mil viviendas que existen en la ciudad de Puebla, más de 67 mil viviendas –equivalentes a...

Morena elegirá a su dirigencia en Puebla el 21 de agosto sin repetir asambleas distritales: Mario Delgado

El presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, informó que la renovación de la dirigencia en Puebla se llevará...

“Los gobiernos civiles se están limitando

 a administrar la injusticia, defraudando

 las esperanzas del cambio, en países donde

- Anuncio -

 la democracia política se estrella continuamente

 contra los muros de las estructuras económicas

 y sociales, enemigas de la democracia.”

Eduardo Galeano

Un refrán muy común de los antiguos es aquel que se lee: “Candil de la calle, oscuridad de su casa”, que propiamente significa una crítica por quienes se preocupan más por la gente que está afuera de su casa que de su propia familia. Pues bien, pareciera que actualmente hay muchas historias que se están presentando para hacer alusión a ese refrán.

Y es que, en tanto miles siguen viviendo los estragos del huracán Agatha en las playas de Oaxaca, poblaciones pequeñas, núcleos poblacionales con apenas 50 personas aledañas al centro vacacional de Huatulco, viven ya varios días sin comunicación, agua potable, alimentos, casas sin techo, sin energía eléctrica, puentes y calles rotas, animales extraviados y ahogados, al igual que numerosas personas de esas comunidades que, desafortunadamente ya ni alcanzan a formar parte de la estadística oficial de los desaparecidos y fallecidos. Y esto porque muchos de ellos no contaban ni con acta de nacimiento, ni registro alguno, son aquellos a los que les denomina Eduardo Galeano como “pobrerio”, que para el sistema son invisibles porque no cuentan y menos aun se ven. En tanto sucede todo esto, resulta que por otro lado, en los medios de comunicación no se hace mención de esas tragedias, habrá alguna razón para no hacer mención de esta tragedia nacional, pues en lo que se centran los medios de comunicación es en la discusión de que no se acudió a la cumbre de las Américas por parte del titular de la administración publica federal, que para algunos fue lo más correcto y no por solidarizarse con países que tienen a sus ciudadanos como damnificados, como es el caso de Cuba, Venezuela y Nicaragua, sino porque actualmente México no representa nada ante los países de América latina, por ello es que no hay razón para estar presente en esa reunión regional. Desafortunadamente, desde hace muchos años nuestro país, el hermano mayor de Latinoamérica, el líder de esta región del planeta, dejo de de representar a los países del sur del continente. Hoy, desgraciadamente, es nuestra nación menos aun que una más de las naciones, basta observar el trato que se da en territorio nacional a los migrantes centroamericanos y del Caribe, es suficiente para que no se vea con buenos ojos a nuestra nación, por lo menos en los países de Centroamérica y del Caribe, sin embargo, para otros la ausencia de participación en la cumbre americana se debe a que se está defendiendo y solidarizando con las naciones más desprotegidas.

Paralelamente, en tanto estos damnificados de la región de Oaxaca no son protegidos por el Estado, menos por alguna institución jurisdiccional, pues resulta que se le da la mayor protección judicial, aparentemente a los toros de lidia, por un juez de la Ciudad de México, que no visualiza, que esa no es su competencia, ya que estos temas son de las políticas publicas que corresponden al legislativo y no a la función jurisdiccional y que en realidad la protección es aparente, porque con esa prohibición dictada por un juez que no vive en el campo, sino que es eminentemente citadino, desaparecerán los toros de lidia, y se convertirán esos llanos en donde crecen, se desarrollan y se reproducen, en campos de cultivo de productos transgénicos, campos de golf, o bien, desarrollos inmobiliarios. Por eso es que, la prohibición de las corridas de toros no es una discusión que le corresponda a un simple juez de distrito, que extrañamente en este sistema que nos corresponde en México, pretende proteger más a los animales que a los seres humanos.

Ya se ha dicho por la historia lo que se vivió con la legislación de los nazis, que fueron los primeros en implementar leyes de protección de animales y fueron los que causaron tantos estragos a la humanidad, bien aplica ese otro refrán que reza: “el que quiere más a sus mascotas, desprecia más a los seres humanos”, la prueba mayor es la que se vivió con ese gobierno alemán. Y mas que eso otra prueba más de lo que sucede con ese refrán de “candil de la calle”, es en resumen; la protección a los toros de lidia y no a los propios seres humanos.

Y así nos podemos seguir con otros hechos que se han presentado en los últimos tiempos, la ayuda a las naciones centroamericanas y particularmente a Cuba por el gobierno mexicano, en tanto, aquí en México, nos encargamos de seguir mandando a los nacionales a otros países, porque aquí no hay cabida de una  mejor vida, por lo menos con menos inseguridad publica, desde luego que esto último a sabiendas de que aquellos migrantes mexicanos se convertirán algún día en remesas seguras para seguir manteniendo el sistema económico en México, que propiamente ya se vive de eso, pues a pesar de los  precios internacionales tan altos del barril de petróleo, de nada sirve con las compras de millones de litros de combustible y demás insumos ya procesados del propio petróleo, un sinfín de ejemplos actuales de ese refrán: “candil de la calle y oscuridad de su casa” (Web: parmenasradio.org)

- Anuncio -

Ultimas

00:01:30

Médicos especialistas no responden a convocatoria del gobierno federal; solo 598 vacantes de más de 10 mil han sido cubiertas: Zoé Robledo

Apenas 598 trabajadores de la salud se han registrado para la cobertura de las 10 mil 495 plazas disponibles...
- Anuncio -
- Anuncio -