Canaco confía en reapertura el 7 de agosto; dirigente sostiene que el regreso será seguro en los comercios

El dirigente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo  Canaco Servytur), Marco Antonio Prosperi Calderón, confió en que el gobierno estatal y federal lleguen a un consenso para la apertura de gradual de negocios no esenciales a partir del viernes 7 de agosto.

Expresó  que de autorizarse el retorno, miles de empleos se salvarán, al tiempo que estimó son 60 mil puestos de trabajo los que se han perdido en esta entidad a causa de la pandemia de Covid-19.

“Y ese es el tamaño de la problemática y emergencia económica. Queremos salvar, que ya no haya más despidos y bajas en el Seguro Social porque las personas que están perdiendo su trabajo se están yendo a trabajar a la informalidad… Estamos seguros que el viernes dará (Luis Miguel Barbosa Huerta) buenas noticias para la reapertura, estamos listos para regresar”


El presidente sostuvo que han realizado inversiones para cumplir con todos los protocolos para el regreso seguro, establecidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Protección Civil estatal y del municipio de Puebla.

Garantizó que si se les permite levantar las cortinas, comenzarán a operar solo al 30 por ciento de capacidad, que la apertura será ordenada y con horarios reducidos.

Entre las medidas básicas que tomarán al interior de los establecimientos está el uso de cubrebocas y caretas, lavado frecuente de manos o desinfección con gel antibacterial, sana distancia de cuando menos 1.5 metros, y evitar aglomeración.

Dijo no saber cuántos comercios reabrirán, solo comentó que la mayoría permanecen cerrados.

La federación y el gobierno del estado de Puebla, acordaron presentar un plan para el desconfinamiento gradual que se aplicaría a partir del 7 de este mes, anunció el lunes el gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta.

El esquema de retorno paulatino será dado a conocer el mismo viernes, añadió el mandatario, luego de que el pasado fin de semana así lo acordó con Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud a nivel federal, quien realizó una gira de trabajo por Puebla.

Barbosa dijo que por la situación social que prevalece por la pandemia, es igual de riesgoso permitir el regreso de establecimientos no esenciales como no hacerlo.

“Es tan peligroso regresar que te provoca un brote, que tengamos que cerrar otra vez y que haya una presión social muy fuerte. El gobierno tiene que ser muy sensible, por eso es una decisión que se va a tomar junto con la federación”.

Reveló que se autorizaría la apertura de locales comerciales, restaurantes y librerías, entre otros, pero que esto dependerá de los acuerdos que logren los titulares de las secretarías de Gobernación y Economía con representantes de los diferentes sectores involucrados, en todo el estado, no solo de la capital poblana.