Con veneno matan a 50 perros en Canoa, confirma ayuntamiento de Puebla

El ayuntamiento de Puebla confirmó este martes que fueron hallados 50 cadáveres de perros en la comunidad de San Miguel Canoa, al norte de la capital, como una reacción a que el pasado sábado una mujer que casi pierde la vida fue atacada por una jauría en la colonia Santa Lucia de la misma localidad.

La mujer se debate entre la vida y la muerte en el Hospital de Traumatología y Ortopedia de Puebla. Los perros le desgarraron un seno, partes de la axila y el antebrazo.

Asimismo, un hombre resultó con heridas en los glúteos y las dos piernas.


En un comunicado, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos, a través de su Departamento de Protección Animal, informó que personal del ayuntamiento acudió a la comunidad de Canoa para atender el reporte que, en un primer momento, confirmó la muerte por envenenamiento de 20 perros.

Al llegar al lugar, la autoridad relató que vecinas y vecinos mencionaron que la cantidad de perros muertos ascendía a 60, quienes fueron envenenados con carne de pollo.

La autoridad refirió que realizaron un recorrido en conjunto con el presidente de la colonia, Rosendo Carmona, para identificar la ubicación de los cadáveres que se encontraban dispersos por varios puntos del lugar.

Dentro de las acciones realizadas, dijo que se llevó a cabo el levantamiento de cadáveres, que fueron trasladados a las instalaciones del Departamento de Protección Animal para realizar el proceso de incineración.

Ante lo expuesto, el gobierno de la ciudad, presidido por la morenista Claudia Rivera Vivanco, invitó a las y los vecinos a presentar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

Este martes el gobierno de la ciudad comentó que continúan las labores de levantamiento de cadáveres, aproximadamente 40 perros más.

Los lugareños confirmaron que el pasado sábado 25 de enero, en la colonia Santa Lucía, una mujer y un hombre fueron agredidos por una jauría de 20 perros callejeros con conductas agresivas.

Desde ese día las autoridades y vecinos realizaron recorridos para identificar a los perros, y fue este lunes cuando trabajadores del Departamento de Protección Animal, acompañados de una protectora de animales, acudieron a la colonia y resguardaron a un total de 13 perros al ser presuntos agresores.

El gobierno municipal mencionó que los perros fueron trasladados al Departamento de Protección Animal, en donde cumplirán un periodo de observación de 10 días para detectar si padecen alguna enfermedad.

Una vez concluido ese periodo, adelantó, pueden ser reclamados por las personas que acrediten su propiedad, a través de su cartilla de vacunación, una fotografía o la reacción que tenga el perro al ver a su dueño.

De no ser reclamados, advirtió que los perros pasarán al programa de socialización para posteriormente ser incluidos en las Jornadas de Adopción de Mascotas.

Al final, informó que trabajadores de Protección Animal acudirán nuevamente a la colonia Santa Lucía para realizar nuevos recorridos.