UAP será garante del Centro Histórico con el Barrio Histórico Universitario: Esparza

Del 6 al 8 de noviembre, Puebla es sede de la primera Jornada iberoamericana de universidades en centros históricos patrimoniales que reunirá a especialistas de México, España, Venezuela y Portugal, con el fin de compartir sus experiencias en torno al patrimonio y los centros históricos, a la par de señalar a las instituciones de educación superior como las nuevas garantes de los mismos.

Organizado por la Universidad de Alcalá y la Dirección de patrimonio histórico universitario de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura de la UAP, la jornada se realiza en la Biblioteca Histórica José María Lafragua de la misma universidad.

Lo anterior, señaló Rosalva Loreto, titular de la Dirección de patrimonio histórico universitario, para reflexionar en torno a varias ideas. Una de ellas, el revisar qué ha pasado con los centros históricos que hace más de 30 años están en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, como es el caso del Centro Histórico de Puebla, incluido en 1989.


Otra reflexión, apuntó, se enfoca en reconocer a las universidades como las nuevas protagonistas garantes de la estabilidad y la preservación de los centros históricos.

“Surge así, más en la práctica que en la intención, una nueva categoría que en torno al patrimonialismo merece ser considerada: las universidades custodias del patrimonio histórico”, recalcó la investigadora.

En ese sentido, el rector José Alfonso Esparza Ortiz, recordó que como ejemplo del uso patrimonial de las universidades, la UAP se estableció en el Edificio Carolino como Colegio del Espíritu Santo en 1578.

En el marco de las jornadas, Esparza Ortiz presentó un modelo de preservación inclusiva denominado Barrio Histórico Universitario (BHU) que integrará los 39 edificios históricos que están al resguardo de la institución: una casona del siglo XVI, 14 inmuebles del siglo XVII, 14 más del siglo XIX y 10 del siglo XX, mismos que fueron un elemento decisivo en la declaratoria del Centro Histórico como patrimonio de la Unesco.

Indicó que se trata de un proyecto que toma como punto de partida indicadores internacionales de preservación y de recomposición del paisaje histórico.

El objetivo, agregó, es readecuar usos y funciones de los inmuebles catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia que están sujetos a los avatares sísmicos de la ciudad. El proyecto se conceptualiza a partir de tres corredores denominados Carolino, Casa de la Reina y San José, que impactarán de manera directa 58 manzanas y 144 calles del Centro Histórico de Puebla.

Dijo que con su creación, el BHU plantea la reubicación de 24 unidades administrativas para reorientar la vocación educativa de los edificios.

Al mismo tiempo dijo que permitirá satisfacer necesidades concretas de preservación del patrimonio a través de la creación de un centro de bienes muebles y artes decorativas, un laboratorio de arqueología urbana, un centro metropolitano de la cultura y las artes populares, y un centro universitario de la cultura y los saberes en el edificio Carolino.

Destaca que, presentado semanas atrás ante el Consejo Universitario, el BHU es un proyecto impulsado por la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura, a través de la Dirección del Patrimonio Histórico Universitario que encabeza la investigadora Rosalva Loreto López, el cual pretende mediante la adecuación de edificios históricos, aplicar metodologías y tecnologías que los hagan edificios sustentables con el objeto de proporcionar seguridad y bienestar social.

Entre los participantes de la primera Jornada iberoamericana de universidades en centros históricos patrimoniales destacan, de México, Xavier Cortés y José Antonio Terán Bonilla, de la UNAM; Eloy Juárez de la Universidad de Guanajuato; Mariano Castellanos, de la UAP, Sergio Rivera, de la Autónoma de Querétaro; José de Calasanz Licorred, de la Autónoma de Yucatán; y la propia Rosalva Loreto, titular de la Dirección de patrimonio histórico universitario de la UAP.

De España, estarán presentes Carlos Clemente San Román y Rosa Cervera Sardá, de la Universidad de Alcalá; Francisco Javier Pizarro y Alicia Díaz de la Universidad de Extremadura; Izaskun Álvarez Cuartero, de la Universidad de Salamanca; y Magdalena Martín, de la Universidad de Sevilla.

Mientras que, de Portugal, participarán Ruí Lobo, Joana Capela de Campos y Vitor Murtinho de la Universidad de Coimbra. De Venezuela, en cambio, vendrá Frank Marcano, de la Universidad Central.

Destaca que a lo largo de los tres días de la primera Jornada iberoamericana de universidades en centros históricos patrimoniales se realizarán tres mesas redondas: Universidades, centros históricos y proyectos de gestión, El aporte de las universidades a las ciudades, y Ciudades, universidades y patrimonio mundial.

Asimismo, se hará el taller Técnicas de restauración arquitectónica en las ciudades universitarias que se hará en el auditorio B de la Casa de la Aduana Vieja -2 Oriente número 409, Centro-.