Denuncias de Barbosa sobre expedición ilegal de permisos de construcción causaron la salida del director de Desarrollo Urbano municipal

Es Imagen

Las denuncias hechas por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sobre los más de mil permisos de construcción que de manera ilegal expidió el ayuntamiento de Puebla ya cobraron su primer despido en el gobierno capitalino.

Se trata del director de Desarrollo Urbano Municipal, Fernando David Letipichia Castro, quien presentó su renuncia voluntaria por asuntos personales con fecha del 31 de agosto. En su lugar fue nombrado Gonzalo Martín de Escondrillas Herrera, exjefe de Departamento de Costos y Superintendente en el Consejo de la Judicatura Federal.

Así lo dio a conocer la secretaria de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, Beatriz Martínez Carreño, durante la conferencia virtual, donde la alcalde Claudia Rivera Vivanco y el director del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL), Salvador Martínez, anunció la adhesión del gobierno municipal a la campaña global “Respira la Vida”, encabezado por ONU Medio Ambiente.


Martínez  Carreño evitó confirmar si la dependencia a su cargo incurrió en algún acto de corrupción o ilegal, sin embargo, dijo que está dispuesta a colaborar en las indagatorias pertinentes.

Argumentó que con el gobierno del estado han mantenido distintas mesas de trabajo, información que han proporcionado a la Secretaría del Medio Ambiente estatal para generar mejores procesos de trámites de licencias, lo cual incluso aseguró que pueden ser consultados en el portal del ayuntamiento.

Esta casa editorial dio a conocer hace un par de meses que en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad del ayuntamiento de Puebla, a pesar que cerró sus puertas el pasado 23 de marzo – a causa de la cuarentena por Covid-19, la dirección de esa dependencia casi todos los días hábiles expidió licencias, a pesar de la emergencia sanitaria,  para la instalación de gasolineras, gaseras, antenas y construcciones privadas, entre otros asuntos.  

En respuesta a los cuestionamientos, Beatriz Martínez dijo que la presidenta los instruyó la a trabajar con transparencia, como marca la Constitución y la Ley de Responsabilidades Administrativas.

Por lo tanto, señaló que hay entidades facultadas para que si existiera un acto de corrupción se denuncien, como es a través de la Contraloría Municipal.

En su respaldo salió la alcalde Claudia Rivera, quien enfatizó que se está combatiendo la corrupción, uno de los ejes transversales de su gobierno.

Lo anterior, tras negar que el Ayuntamiento de Puebla haya otorgado más de mil permisos de construcción sin tener facultades para ello.

Parafraseando al presidente Andrés Manuel López Obrador, la edil afirmó que se limpia al interior las dependencias, “como se barren las escaleras, de arriba hacia abajo”.

Refirió que para que exista corrupción se requiere de dos personas, quien pide y quien da el soborno. Por esta razón, pido a la ciudadanía “cerrar puertas y ventanas que puedan ser proclives a estas prácticas que han desgastado a la sociedad”.

Al final, Rivera Vivanco aseveró que ha mantenido reuniones con representantes de las cámaras de la construcción, de la vivienda, con representantes sociales y empresariales, a quienes también pidió su acompañamiento, a fin a erradicar estas malas prácticas.