Baja nivel de mantos acuíferos en la región tehuacanense, producto de las altas temperaturas, señaló gerente del Cotas

Hasta cinco centímetros han bajado los niveles de los mantos acuíferos en esta región, lo cual se debe a los intensos calores que prevalecen en la zona y la falta de lluvia explicó Ana Méndez Huerta, gerente técnico del Comité Técnico de Aguas Subterráneas (Cotas).

Son pocas las lluvias que han caído con un acumulado de precipitación de 22 milímetros, cantidad insuficiente para conseguir la infiltración del agua hacia el acuífero, explicó la gerente, quien manifestó que también los incendios forestales contribuyen a que baje el nivel.

Resaltó que si un incendio se presenta cerca de los pozos, eso provoca que el suelo quede con gran erosión y difícilmente se puede recuperar la vegetación, de modo que disminuye la posibilidad de la retención de agua.


La disminución de agua en manantiales como La Taza, en San Gabriel Chilac y La Ciénega en San Sebastián Zinacatepec, dijo, se nota a simple vista; la causa de ello es que por las altas temperaturas el agua se evapora, de modo que se requiere una lluvia intensa para mejorar la situación.

Méndez Huerta indicó que la lluvia debe ser de 50 milímetros de precipitación  para que pueda infiltrarse el líquido a los acuíferos, pero por el momento no hay pronósticos de que pueda caer esa cantidad de agua.

Cada año, añadió, ocurre una disminución en los mantos acuíferos. La última medición que se hizo en 2017, registró una baja de hasta 20 centímetros en algunos pozos, incluso uno en uno de Ajalpan ya no se logró encontrar agua, por lo que se declaró como perdido tras meter la sonda a más de 100 metros de profundidad.

Otro factor que contribuyó a la baja de nivel fueron los temblores, pues al moverse las placas tectónicas también se afectaron las cuencas y acuíferos, en algunos casos el desnivel.

Sin embargo no en todos los casos fue negativo el impacto de los movimientos telúricos, pues en Santiago Miahuatlán un pozo aumentó su nivel de agua tras los temblores del 2017, reveló Ana Méndez, quien confió en que en breve lleguen a esta región las lluvias intensas para de ese modo recuperar el agua perdida.