Baja la desocupación en Puebla; se coloca en 2.6 por ciento, reporta Inegi

Durante diciembre pasado Puebla registró una tasa de desocupación de 2.6 por ciento, colocándose entre las 10 entidades con los índices más bajos. Este estado disminuyó la cantidad de población sin empleo, pues en el último mes de 2016 registró un 2.8 por ciento.

En tanto que a nivel nacional también se registró una reducción en el desempleo, ya que mientras en diciembre de hace dos años la tasa fue 3.4 por ciento, en el mismo mes de 2017 se colocó en 3.7 por ciento.

Las entidades con menos personas desempleadas, además de Puebla, al cierre del año que recientemente concluyó, fueron Guerrero, 1.5 por ciento; Yucatán, 1.7 por ciento; Oaxaca; 1.8 por ciento, y Michoacán, con 2.3 por ciento.


En el extremo los estados con mayor población sin empleo fueron: Tabasco, con 6.7 por ciento; Querétaro; con 4.7 por ciento, y la Ciudad de México, con 4.6 puntos porcentuales, según reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al difundir la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (EONE), la cual mide el porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

De los desocupados, un 20.1 por ciento no cuenta con estudios completos de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron a 79.9 por ciento.,

Los datos preliminares indican que 59.1 por ciento de la población de 15 años y más es económicamente activa y está ocupada o buscando hacerlo.

Del total de personas ocupadas en el país, 42.2 por ciento lo hace en el sector servicios; 18.6 por ciento en el comercio, 16.6 por ciento en la industria manufacturera, 13 por ciento en las actividades agropecuarias, 13 por ciento en la industria de la construcción y 8.1 en otras actividades económicas, como pueden ser la minería, electricidad, agua y suministro de gas.

Asimismo, del total de ocupados, 68.8 por ciento opera como trabajador subordinado y remunerado, ocupando una plaza o puesto de trabajo;  22.2 por ciento labora de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados, mientras que otro 4.5 por ciento son patrones o empleadores, como los que se desempeñan en los negocios o en las parcelas familiares, quienes contribuyen de manera directa a los procesos productivos, pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.