Ayuntamiento de Cuautlancingo realizó el primer macrosimulacro de inundación

La presidente municipal de Cuautlancingo, Guadalupe Daniel Hernández, supervisó la realización de un simulacro de inundación que fue efectuado en coordinación con diferentes áreas operativas del ayuntamiento, la Subdirección de Bomberos del gobierno del estado e integrantes de los comités vecinales de las colonias de alto riesgo.

Lo anterior, como parte de la política de prevención de riesgos del “gobierno incluyente” de Cuautlancingo ante situaciones de emergencia; una acción del Consejo municipal de Protección Civil que consistió en simular el desbordamiento de cauces naturales y canales pluviales. “Estas prácticas nos permiten estar bien capacitados para actuar correctamente ante un desastre. Una ventaja adicional es que se fomenta la cultura de protección civil entre los miembros de la familia y de la comunidad”, precisó la alcalde.

Guadalupe Daniel indicó que la práctica forma parte de los servicios de vinculación que tiene el gobierno municipal a la par de que se realizó con las medidas sanitarias que implica el Covid-19 y como una medida de prevención para los habitantes de la zona, misma que tiene antecedentes de daños a causa de precipitaciones pluviales.


Como parte del simulacro, las autoridades establecieron un puesto de mando unificado, en el cual se reunieron integrantes del Consejo municipal de Protección Civil para tomar decisiones ante la contingencia suscitada, evaluar los tiempos de respuesta y al personal. En el acto, se designó que la Escuela Primaria Miguel Hidalgo sería la zona de reunión del personal, la ayuda, el equipo, la maquinaria y los vehículos, a la par que el Centro de Desarrollo Comunitario fue el refugio temporal. Fue instalado un puesto de primeros auxilios, fue aplicado el Plan de alertamiento, de emergencia, de evaluación de daños y de vuelta a la normalidad, se llevó a cabo la verificación del personal evacuado y participaron autoridades municipales, brigadistas, instituciones de apoyo y observadores.

Los ejercicios del simulacro de inundaciones fueron registrados, tras un recorrido en Xalatla, en donde fueron reportados varios puntos: Pino, con 80 centímetros de nivel de agua, con un probable daño a 250 personas para evacuar, de las cuales cinco se encontraban extraviadas; Guadalupe, con una simulación de 70 centímetros de inundación con una obstrucción del cauce provocada por un taponamiento y 55 personas afectadas; y La Yesera, donde se simuló una inundación de 50 centímetros, ocasionando la caída de árboles.

En dichos puntos se contó con la presencia del subdirector de Bomberos del gobierno estatal, Francisco Javier Islas Gómez, quien encabezó las labores de búsqueda y rescate en cada lugar ante el llamado de emergencia, a la par de que se fueron integrando las corporaciones de respuesta como Protección Civil, elementos de Seguridad Pública, Vialidad y Bomberos Municipales, el SOSAPAC con el Acuatech, y Obras públicas, parques y jardines con maquinaria pesada.