Aún no finiquita ayuntamiento de Tehuacán a 93 trabajadores despedidos reconoce la síndico

El ayuntamiento mantiene una deuda con 93 extrabajadores que despidió este año, así lo reconoció la síndico, Laura Virginia Gallegos Sánchez, quien resaltó que se trata de cifras no muy elevadas pero que a la fecha no han podido cubrir, de modo que persiste la posibilidad de demandas laborales.

Indicó que se tiene la intención de iniciar con el pago a finales de este mes, pero ello no implica que la deuda se cubra en su totalidad para esas fechas ya que son varios los extrabajadores que esperan su correspondiente finiquito.

De acuerdo conforme se les dio de baja es como también se van a programar los pagos, explicó, lo cual significa que algunos tendrán que esperar todavía algunos meses para ver su liquidación económica, ya que Laura Gallegos señaló que la Comuna va a cumplir con ese deber, pero sin afectar las finanzas municipales.


Resaltó que el personal despedido se seleccionó por parte de los directores de cada área, de modo que las bajas no representan un problema para que cada departamento cumpla con la labor que debe sacar adelante, pero omitió detalles sobre en cuales se tuvo el mayor número de despidos.

Manifestó que hasta el momento el ayuntamiento no ha recibido notificación sobre alguna denuncia laboral de parte de los afectados, aunque están en su derecho de proceder con esa medida en caso de considerarlo pertinente.

Hizo notar que la Comuna buscará evitar esas acciones de los extrabajadores, al señalar que aún si existiese una demanda se hará lo posible para alcanzar un acuerdo en la suma económica del finiquito para que la contra parte desista del proceso jurídico contra municipio.

Si bien cubrir toda esa deuda será una erogación importante para la Comuna, la sindico manifestó que con todos los despidos hechos se logró disminuir la cantidad que cada quincena se cubre por concepto de nómina, objetivo que se propuso el ayuntamiento a inicios de este año.

Pero no todos los trabajadores de confianza que causaron baja en sus departamentos quedaron fuera del ayuntamiento, pues la síndico reconoció que algunos fueron reubicados en otras áreas.