Aumenta pobreza y necesidad entre habitantes de la Sierra Negra, advierte José Luis Leyva

Tehuacán. Por la pandemia del coronavirus, la situación de pobreza en comunidades de la Sierra Negra se recrudeció, por lo que los presidentes de los municipios ubicados en esa región deben responder a las necesidades de sus gobernados y no actuar con insensibilidad y hasta ofensivamente al pasearse en sus demarcaciones en vehículos de lujo, así lo consideró José Luis Leyva Machuca, integrante del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP).

La población de la Sierra Negra, históricamente ha vivido en el olvido gubernamental, la marginación y pobreza es evidente desde hace años, pero en estos últimos meses se hizo más grave, porque la mayoría de las personas se sostienen de la producción agrícola, actividad que se complica por las restricciones para la venta en tianguis de las zonas urbanas.

No hay trabajo en estos momentos, las personas están sufriendo de hambre, dijo Leyva Machuca, quien es docente de nivel indígena en esa región, por lo que dijo conocer las carencias de la gente, que se encuentra preocupada por no contar con lo indispensable para el sostenimiento de sus familias.


Lo que más urge para la población de la Sierra Negra, observó, es un apoyo en materia alimentaria, una despensa sería de gran valía, pero enfatizó que las autoridades deben pensar también en que se trata de comunidades alejadas en las cuales se carece de fuentes de empleo.

“Que se pongan las pilas” exigió al referirse al trabajo de las autoridades municipales, a quienes acusó de total falta de empatía con la gente que les llevó al poder.”hay niños recogiendo latas para juntar algo de dinero, adultos sin trabajo y ellos se pasean en camionetas de lujo y hasta blindadas”.

Para el representante del CDMP los alcaldes están obligados a actuar de inmediato para apoyar a los habitantes, sugirió que ocupen el ramo 33 para generar empleo temporal, lo cual sería benéfico porque se pueden mejorar caminos y realizar trabajos de mantenimiento a cambio de un pago para las personas, de modo que transiten con menos sufrimiento por la cuarentena.

La necesidad de trabajo es mucha, aseveró, porque se está dando el regreso de personas que perdieron su empleo en las ciudades y no tienen a dónde refugiarse, por lo que el retorno a sus comunidades de origen es la única alternativa que tienen.

Recalcó que resulta indignante que los gobernantes no se preocupen por el bienestar de los pueblos indígenas, los están dejando en total abandono, reprochó al advertir que si no se hace algo de inmediato la pobreza puede acabar con las personas.